Connect with us

Tampico Tamps.- A una tacita de café sumamente concentrado, es decir: espresso, equivale la contaminación por materia orgánica que afecta a la laguna del Carpintero, según la investigación hecha este verano por un laboratorio especializado de la Universidad del Noreste, cuyos expertos consiguieron detectar la presencia de al menos 1 millón 600 mil partículas de coliformes fecales por cada cien mililitros.

Así lo señala a REPORTE NORESTE el regidor Miguel Pérez, integrante de la Comisión del Medio Ambiente en el cabildo porteño y quien financió parte del estudio, efectuado hace un mes con las muestras tomadas de cinco distintos puntos del cuerpo de agua, y en cuya recolección, hecha a bordo de un bote con motor fuera de borda, estuvieron el director del área respectiva en la Comuna, Carlos Paniagua Arias, el propio edil y otros miembros del cabildo, además de representantes del gobierno estatal en ropa de civil.

Al hacer ver esto último, el munícipe menciona que los empleados del ejecutivo estatal, algunos de los cuales ocupan cargos de segundo nivel en el aparato gubernamental, se limitaron sólo a tomar fotos durante el recorrido, y acaso también a criticar el desarrollo de la actividad, siendo que su función, en todo caso, debió haber sido la de avalarla, si no es que remediar el problema.

El hecho de que la cantidad de microorganismos presentes por cada parte específica del manto hídrico sea semejante a un café «bien cargado», toda proporción guardada, no es el único problema que ahora enfrenta la ciudad de Tampico, considera el representante civil: él revela que la evaporación de las aguas de ese sistema conformado por dicho vaso de captación y el Canal de la Cortadura, por efecto del calor, ha llevado ya a tener también partículas fecales en el aire, al volverse volátiles cuando el estado líquido de la superficie pasa a ser gaseoso.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas