Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- De nueva cuenta la Secretaria de Hacienda y Crédito Público asestó un golpe contra un restaurante de comida rápida por evasión fiscal al no expedir comprobantes con los datos fiscales o con información incorrecta, clausurando 7 comercios de church’s chicken que se ubican en diferentes sectores de la ciudad.

Desde las 9 de la mañana personal del servicio de Administración Tributaria inició el recorrido en los locales de la cadena alimenticia, primero notificaban al personal de la situation ante el fisco y les impedían vender más producto a los comensales.

Seguido de esto pidieron al personal abandonar las instalaciones y guardar la flotilla de Motos que utilizan para el reparto de comida, e iniciar con la colocación de los sellos fiscales en la entrada principal.

Cabe mencionar que al momento de la clausura de la sucursal de Guerrero entre Guatemala y Perú este vespertino intento entrevistar al personal de Hacienda sin embargo se negaron a brindar información sobre las acciones que está llevando a cabo la institución fiscalizadora en esta frontera y en las oficinas los funcionarios se mantienen herméticos en brindar información al respecto.

Los inspectores del SAT recorrieron una a una las siete sucursales que tiene Church´s Chicken en esta frontera, incluso están por abrir una más sobre la avenida Cesar López de Lara justo frente a las instalaciones de Senda.

Cabe recordar que apenas el viernes de la semana pasada personal del Sat clausuró por el mismo motivo la cadena de Gorditas Doña Tota reabriendo los comercios el lunes de esta semana.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales