Connect with us

@dect1608

“se volvieron locos” en La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) y su escuela de Psicología, quienes a través de la Coordinación de Vinculación y Extensión, a cargo de Manuel Rodríguez- Rodríguez, han hecho todo lo posible por lograr que la ciencia deje de ser aburrida y tediosa para la población tamaulipeca. A tal grado que se adueñaron prácticamente del Espacio Cultural Alternativo, Casa Gándara, para instalar el Museo de Ciencias del Comportamiento (MUCCOM) en donde aquí, sí está permitido agarrarlas sin antes pedirlas.

Desde hace algunos meses, alumnos de la carrea de Psicología de la UAT, venían trabajando en la realización del MUCCOM, de una mente brillante, lo llevaron a la diapositiva y de allí al escritorio de los directivos de la máxima casa de estudios para posteriormente, enrolar a Carmen Sofía Gándara, Directora General del Museo Alternativo de Tampico, quien accedió en cederles las diez galerías y el patio central de un recinto histórico y cultural ubicado en el centro de la ciudad, fue así como inició la realización del Museo de Ciencias del Comportamiento que se inauguró este martes 25 de agosto, exhibición que se convierte en la primera de su estilo para la provincia de México y la única en Tamaulipas.

El Doctor Ennio Carro, necesitaba encontrar un grupo de mentes brillantes y lo consiguió en Kenya Del Ángel Valencia, Rosa Alvarado Reséndiz, Arturo Sahagún, Oscar Mendoza de los Santos y Pamela Castelán, todos estudiantes de Psicología de la UAT, quienes bajo su tutela, lograron hacer realidad el MUCCOM que hoy se convierte en una nueva alternativa para esta sociedad azorada por la violencia.

La intención primaria de este grupo de estudiosos es que la ciencia deje de verse como parte del aburrimiento, convirtiendo cinco de las galerías en un espacio para que los asistentes puedan interactuar con lo que han descubierto los científicos a través de la historia, además de que podrán experimentar al máximo con los sentidos; en el MUCCOM, percibirán como es que la vista engaña al ser humano y allí, tendrán la oportunidad de hacer sus propios trabajos de ilusión óptica para convertirse en actores de influencia social.

Acercar a la ciencia a la vida diaria del ser humano, no es cosa fácil en México, donde se invierte menos del uno por ciento del Producto Interno Bruto, sin embargo este grupo de tamaulipecos ha demostrado que en equipo es mejor y aprender no siempre debe ser aburrido, pues en el MUCCOM,  se puede tocar, interactuar y conocer.

La Casa Gándara y la UAT, están rompiendo una gran barrera, después de esto la ciencia será igual de loca y divertida para todos.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in CYEN