Connect with us

@dect1608
Movidito y lo que le sigue, va a ser para los partidos y políticos tamaulipecos el próximo 2016. El gobernador, Egidio Torre Cantú, dejara el cargo, los congresistas del Congreso local y 43 alcaldías serán renovadas; dando por un hecho que habrá mucho de qué hablar en los próximos meses, por cierto la figura de candidatos independientes aparecerá por vez primera en el proceso tamaulipeco y los aspirantes a Gobernador, deberán participar de manera obligatoria en al menos dos debates para “conocer sus cualidades” ¡Zas!

Como siempre con todo lo anterior, vendrá la inversión de los candidatos e institutos políticos en empresas de marketing, medios de comunicación convencionales, electrónicos y la nueva realidad de la comunicación que son las redes sociales como Facebook y Twitter; Periscope, igual podría ser tomada en cuenta para demostrar la grandeza de los candidatos, pero hay que esperar si pierden el miedo.

Pero mientras inicia formalmente el proceso político electoral 2015-2016, algunos “calientitos” ya andan desembolsado los miles de pesos en la promoción de sus cuentas y perfiles electrónicos, tal es el caso del actual diputado priista de Tampico, Eduardo Hernández Chavarría, quien pagó a Twitter para promocionarse, quiere la alcaldía y grita en redes sociales: “¡Sígueme! Soy Lalo Hernández Chavarría tu Diputado en el Distrito XXI #Tampico” – textualmente fue el mensaje promocionado en el microbloging, durante este inicio de semana, el texto se replicó desde la mañana del lunes en la cuenta de 140 caracteres.

¿Acto de humildad o demostración del feroz apetito del diputado por mantenerse pegado a la ubre del erario? Malhumorado, algún día nos dará su respuesta. Pero mientras tanto, atendemos la invitación de Twitter y decidimos darle clic en seguir a la cuenta del tampiqueño que de nueva cuenta aspira a la presidencia del municipio, pero ¡Sorpresa! “No puedes seguir a @LaloTampico ni ver los Tweets de @LaloTampico”, fue con lo que nos encontramos, dejando bien claro que no fue humildad, sino ganas de saciar su hambre, evidenciando rápidamente que no está abierto a tener una comunicación fluida y prefiere cuidarse de quienes pudieran hacerle algún cuestionamiento incómodo, asumiendo el mismo comportamiento del actual presidente municipal de Tampico, Gustavo Rodolfo Torres Salinas.

Y le digo que Lalo, adopta el mismo comportamiento que su “amigo”, Gustavo Torres (@GustavoTampico) porque desde hace algunos meses, el edil tampiqueño bloqueó en su cuenta de Twitter al colaborador del periódico La Razón, Carlos Manuel (@CManuelJuarez) un periodista que se caracteriza por su desempeño oportuno, incisivo, veraz e incómodo para muchos políticos y funcionarios. El mismo alcalde tampiqueño, prohibió que otro joven exitoso del periodismo tamaulipeco, @ErikVargas, tuviera la oportunidad de seguirlo en Twitter. Erik Vargas, tiene un importante rol en Milenio Tamaulipas y no hace mucho puso en jaque al alcalde con sus señalamientos públicos, evidenciando la mala administración y directriz del edil tamaulipeco.

No aguantan nada, pero bien, apenas inicia la semana y ya no vamos a escribir más de tuiteros espantadillos, temerosillos y cobardillos….

¡¡Relájese!!

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión