Connect with us

Tampico Tamps.- Este año ha sido ya el más duro para quienes subsisten la mayor parte del tiempo gracias a la actividad propiciada por la industria procesadora del camarón: particularmente los que se dedican a la captura del crustáceo en altamar, y las familias que se emplean en la preparación del producto para su empaquetado, lidian actualmente con un período de veda casi dos meses más largo del que por lo regular se establece anualmente.

Así, el lapso que originalmente habían indicado las autoridades del ramo como duración de la temporada en que esa especie está prohibida para las embarcaciones pesqueras en la parte centro y norte del Golfo de México, dentro de las aguas nacionales, período que ya de por sí resultaba más prolongado, dado que se extendía desde el primero de mayo hasta el día quince de este mes, fue ampliado nuevamente por más de medio mes, lo que implica que deberá de concluir en el último minuto de agosto.

Es lo que se ha dado a conocer públicamente en el Diario Oficial de la Federación, cuya fracción primera del artículo primero señala que en el mar territorial comprendido entre el límite fronterizo con los Estados Unidos y la desembocadura del río Coatzacoalcos, en el estado de Veracruz, la pesca de camarón sólo podrá reanudarse a partir de las cero horas del primero de septiembre, fecha en la que de acuerdo con lo revelado por Carlos Solís Gómez, secretario de Desarrollo Rural del gobierno estatal, se contempla la salida de 209 embarcaciones y mil 800 pescadores a altamar para el inicio de la extracción del producto, que entre Tamaulipas y la entidad vecina aporta un 67 por ciento de la producción camaronícola en el Golfo de México.

La subdelegación Tamaulipas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, también informó sobre las respectivas modificaciones, explicando que son resultado de un dictamen técnico en el que se concluyó que la apertura de la temporada de pesca 2015-2016 tenía que posponerse debido a que el desarrollo de la especie no ha alcanzado las medidas ni el peso adecuado que exige el mercado nacional, y que es de 145 milímetros y entre 21 y 25 ejemplares por libra, lo que permite a los productores mayor margen de rendimiento económico.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas