Connect with us

@dect1608

Las confrontaciones entre la fuerza pública y la sociedad civil, traen como resultado dolor, indignación y muerte. En Tampico, Tamaulipas; este tipo de encuentros son cada día más frecuentes entre comerciantes y la Policía Estatal.

Desde hace ya varias décadas, el gobierno local ha querido, pero sobre todo ha prometido modificar los mercados municipales, «Benito Juárez» y «Miguel Hidalgo»  de la ciudad de Tampico, edificios históricos de gran valor arquitectónico y representativos desde su construcción hace más de cincuenta años. Pero no solamente los tamaulipecos que mayoritariamente se dedican al comercio hacen sus compras en estas centrales de abastos, sino también los pobladores de la huasteca veracruzana, hidalguense y potosina, vienen aquí y diariamente conviven para llevar sus productos y encargos, adquisiciones realizadas junto al río Pánuco, caudal que ha atestiguado las promesas gubernamentales y los últimos enfrentamientos entre locatarios y gendarmes.

Tan solo del miércoles pasado a la fecha, algunos locatarios se han sentido agredidos por las policía tamaulipeca, corporación que en respuesta a la solicitud de desalojo de parte del alcalde, Gustavo Torres Salinas, se apersonan  para hacer a un lado a los vendedores y dar comienzo a los trabajos de construcción de los nuevos locales, sin embargo los mercaderes desconfían de la palabra de Torres Salinas, pues no creen que vaya a respetarles su actual ubicación dentro del mercado; los comerciantes temen que el alcalde los desplace y  de a sus amigos los mejores espacios.

Durante todo el año el edil tamaulipeco, ha venido expresando que cuenta con el apoyo de los locatarios, pero hasta el día de hoy, siempre que quiere iniciar con la reubicación de los comerciantes, le sale un grupo que por las inconsistencias en el actuar del edil tampiqueño, prefieren esperar a que llegue una nueva administración para salirse, pues no tienen un ápice de confianza en el priista.

Apenas el jueves pasado, otro alegato suscitado entre policías y locatarios, estuvo a punto de estallar y llegar a los golpes, por fortuna de los comerciantes y de la misma ciudad de Tampico, no paso a mayores, solo que tampoco se pudo iniciar la construcción de los nuevos mercados y todo sigue igual como desde hace años, con promesas y promesas; esa noche de jueves el Secretario del Ayuntamiento, Juan Carlos Ley Fong, en su afán de poner paz, solicitó a los medios de comunicación encender cámaras y micrófonos para comprometerse públicamente de que se van a respetar los espacios, pero a estas alturas de la administración la buena voluntad de ambas partes está prácticamente agotada por lo que el desalojo con el uso de la fuerza pública es inminente.

Como ciudadano es preocupante tener un alcalde inoperante e incapaz de poner en marcha una construcción que según el papel a todos beneficia.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión