Connect with us

El subdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), Erick Velázquez Romero, calificó como delito el condicionar a los alumnos y padres de familia a adquirir uniformes y útiles escolares solo en tiendas que la misma escuela indique.
El funcionario destacó, que esta es una historia que se repite cada inicio de ciclo escolar, sin embargo ninguna escuela ni pública o privada debe influir en esto, y deben ser los padres quienes busquen, comparen precios y adquieran lo que necesitan donde ahorren más.
Exhortó el subdelegado de PROFECO, a que se denuncie estas malas prácticas, que solo benefician a las instituciones educativas, quienes tienen un acuerdo con dichas tiendas para ganar un porcentaje de lo que se venda.
Erick Velázquez Romero, destacó que este acto de condicionamiento para la adquisición de material educativo o uniformes está tipificado como delito dentro de la ley general de protección al consumidor y quien ejerza este acto podrá ser sancionado hasta con 60 mil pesos de multa.
Por último, el subdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, pidió a los padres de familia que en caso de ser víctimas de este tipo de acciones por parte de la escuela a la que acude o acudirán sus hijos, sin temor alguno denuncien.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Principal