Connect with us

Redacción.- Fernanda González, a sus once años de edad fue nominada a un premio internacional tras publicar un libro que lleva como mensaje la igualdad entre hombres y mujeres, además de realizar conferencias en escuelas y universidades y frente a diputados.

Nacida en Guadalajara, capital de Jalisco, la niña Fernanda contó en una entrevista que su interés consistía en decir a los niños y niñas que todas las personas tienen los mismos derechos.

«Si yo les doy un mensaje a niños de mi edad, cuando nosotros seamos adultos vamos a tener la oportunidad de vivir con igualdad, nuestra vida social va a tener una calidad mejor a la que tenemos ahora», afirmó la niña.

A los ocho años, resultado de un proyecto escolar, escribió un libro llamado “¿Azul o rosa?”, mismo que fue publicado dos años después por el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género, de la Cámara de Diputados mexicana, «Lo que quiero decirles es que sigan sus metas dejando atrás los estereotipos. Simplemente no somos tan felices como debemos ser por la inequidad de género», expresó la menor.

Fernanda, habla con mucha fluidez, gesticula además que aprendió a leer a los tres años casi sin ayuda y su gusto por la lectura, por escribir y querer saber cosas ha sido una constante en su vida, contó su mamá, Rocío Viramontes.

Incluso ha llegado a colaborar en un diario infantil de la Ciudad de México llamado «El Tentero».  «Siempre fue despierta y analítica», agregó su papá, Gilberto González.

Después un violento episodio donde fueron privados de su libertad y despojados violentamente de todas sus pertenencias por parte de un grupo delictivo, la familia dijo que este hecho abrió los ojos de la pequeña y la motivó a difundir su libro y a querer hablar más de lo que pasaba a su alrededor.

«A mí me dieron más ganas de hablar acerca de las injusticias sociales. Me di cuenta que había mucha violencia y que estaba más a fondo de lo que yo creía, que tenía que hablar por otros niños que les había sucedido lo mismo que a mí», afirmó la pequeña.

Mencionó también cómo en su escuela utilizaban el término «nena» como una ofensa o cuando los maestros obligaban a niños y niñas a formarse en filas distintas.

La niña admitió que no tiene claro qué quiere hacer cuando sea adulta, «pero feminista, no», advirtió con rapidez, «Me parece una palabra muy fuerte, ellas creen que al ser feministas van a apoyar la igualdad cuando en realidad lo único que están haciendo es poner a los machistas en el equipo hombres y, a las feministas, en el equipo mujeres. Nacemos siendo seres humanos y ya”.

Pero este año, Fernanda fue nominada por la organización mundial World Vision México para recibir el Premio Internacional de la Paz de la Niñez 2015, que otorga The International Children’s Peace Prize. Premio, que espera, llevará su mensaje a muchos otros lugares.

Con información de: El Salvador
Fotografía: Internet

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nal / Int