Conéctate con nosotros

Nuevo Laredo Tamps.- La mayoría de migrantes que llegan a la Casa AMAR para recibir hospedaje llegan con síntomas de deshidratación debido a las altas temperaturas que se registran en la región.

Aarón Méndez presidente de AMAR dijo que la mayoría de los migrantes que piden asilo están en condiciones físicas deplorables debido a que estuvieron expuestos por muchas horas al sol.

“Llegan un poco deshidratados cuando llegan del sur, lo que hacemos es darle suero para que a la vez se puedan recuperar, vienen con los pies maltratados”.

Debido a las altas temperaturas también hay migrantes que prefieren no estar en la ciudad por lo que buscan la forma de irse de Nuevo Laredo lo más rápido.

A antes de intentar cruzar la frontera se les recuerda que es arriesgado., ya que hay zonas inhóspitas que ponen en riesgo su vida.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Corresponsales