Connect with us

@dect1608

Con reporte de violencia durante la jornada electoral chiapaneca donde se eligieron integrantes de 122 ayuntamientos y 41 diputaciones locales, concluyó la semana de acción global en repudio a las agresiones contra los municipios autónomos rebeldes zapatistas (MAREZ), ola de ataques que vienen en aumento desde mayo del 2014 cuando “los dueños del dinero” asesinaron a José Luis Solís López “profe Galeano”.

Bajo el clima cálido de la ciudad de Tampico en la costa de Tamaulipas, y entre cientos de palomas “mensajeras de la paz” que alfombran el suelo de la plaza de Armas de esta ciudad al sur de la entidad, la guerrillera, Ana María Vera Smith, encabezó el plantón informativo de lo que acontece en el tan lejano Estado de Chiapas, ahora gobernado por Manuel Velasco Coello.

Durante la última semana, en diversas regiones de México, así como en países de Sudamérica y Europa, adherentes del colectivo autónomo La Sexta Declaración de la Selva Lacandona, realizaron manifestaciones y su presencia en la ciudad natal del subcomandante Marcos, no pudo ser la excepción; Vera Smith, quien también vio la luz de la vida en esta tierra ensangrentada, recriminó las agresiones hacia sus comunidades sembradas en las montañas del sureste mexicano, ataques con la intención de frenar la independencia progresista que han venido trabajando desde 1994, Consejos Autónomos que pudieran dignificar la vida de los mexicanos, “-las agresiones- es la manera de tratar de acabar con el proceso organizativo tan importante que está siendo una pauta de vida digna en este país que está rompiéndose a pedazos”, manifestó, Vera Smith, mientras sonaba la música de Panteon Rococo y los tampiqueños que caminan por la plaza principal de la ciudad, se sorprenden cada día menos de este tipo de plantones; marchas y gritos de desesperación por parte de los activistas.

El último ataque físico registrado en los MAREZ, fue el asesinato del profe Galeano y aunque desde aquel fatídico mes de mayo, no han sido víctimas de otro crimen, los despojos y destrozos a los plantíos de los comuneros han sido constantes, particularmente de parte de los grupos paramilitares de Pojcol y del Rosario, detalló en una breve entrevista la tamaulipeca, Ana María Vera Smith, quien lucía serena, muy jovial en una de las jardineras del centro histórico de la ciudad y puerto de Tampico a pesar de que expresó tener miedo de andar por acá en Tamaulipas, un miedo que aseguró se vive en todo México, el país que considero se está rompiendo a pedazos.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión