Connect with us

@dect1608

La Playa de Miramar en el sur de Tamaulipas es una de las más bellas de las costas mexicanas y es la única playa certificada del Golfo de México. Su fina arena y oleaje tranquilo, la convierten en el destino turístico más importante del Estado; por su naturaleza, año con año arriban cientos de tortugas Lora para desovar y dar continuidad al ciclo de la vida. Pero en los últimos meses, se han perpetrado dos asesinatos a mujeres.

Hace más de 10 años llegó a Miramar el resort más exclusivo, Club Maeva y poco a poco se ha venido fortaleciendo la industria sin chimeneas, sin que hasta el momento se haya logrado un desarrollo trascendental que nos ponga en franca competencia con destinos como Cancún o Los Cabos; pese a que la riqueza benefició a Tamaulipas, no hemos logrado tener una mente capaz de aprovechar para el bienestar de los tamaulipecos esta joya natural, misma que ante la falta de seguridad, ha visto desencantada su belleza con el asesinato en primera instancia de la niña, Melany, el verano de 2014, y este pasado próximo sábado, a una señora de 33 años, que deja huérfano a un niño  de menos de cinco años de edad.

La Gendarmeria Nacional, llegó a la zona metropolitana de Tampico en septiembre de 2014, cuatro meses después, sus efectivos partieron a Oaxaca y Michoacán, para fortalecer los operativos de seguridad; transcurrieron las semanas y volvieron para hacer sus labores precisamente en la zona turística del sur de Tamaulipas; últimamente volvieron a partir para reforzar los operativos el dia de la elección en entidades violentas y según ya están de regreso en la zona. Pero nada de esto ha sido suficiente para impedir que se comience a violentar la paz y serenidad que ofrece este paseo de sol y playa.

Fue en agosto de 2014 cuando la niña procedente del estado de Nuevo León, fue raptada, violada y asesinada; sus restos fueron encontrados en el interior de los terrenos de la Primera Zona Naval de la Secretaria de Marina- Armada de México, base naval que se encuentra a unos metros de la playa de Miramar, el asesinato fue esclarecido precisamente en un operativo a cargo del ex delegado de la Procuraduría General de Justicia del Estado en la zona sur, Orlando Aguilar, a quien en mayo de este año, cesaron sin aparente motivo y el cargo sigue acéfalo.

Ahora a unas semanas de que inicie el periodo vacacional de Verano que es uno de los más importantes para los hoteleros de Miramar, de nueva cuenta se le arrebató la vida a una persona del sexo femenino. El sábado por la mañana, el Grupo de Coordinación, recibió una llamada anónima que reportó el cuerpo de una mujer semi enterrado a la orilla de la mar, al darse cita los cuerpos de seguridad, localizaron los restos de quien posteriormente fue identificada como Jessica Alejandra León Serrajo; su cuerpo fue desenterrado, presentaba claras muertas de tortura, tenía un trapo amarrado al cuello, además de diversos golpes en su cuerpo, su rostro había sido fuertemente agredido y desfigurado, el cuerpo de Alejandra, empleada de un banco en la entidad, estaba semi desnudo.

Su muerte, deja en la orfandad a un niño de no más de cuatro años y comienza a preocupar a los hoteleros y prestadores de servicio de la playa de Miramar, pues tales asesinatos podrían traer consecuencias negativas a un sector económico que no termina de despegar por la ya tan citada violencia de Tamaulipas.

 

 

 

 

1 Comment

1 Comment

  1. Agatón Navarro

    15 junio, 2015 at 23:00

    Pues si tanto preocupa a los hoteleros que presionen a las autoridades para que se esclarezca, y pronto, el móvil y autor o autores de ese asesinato. No vaya a quedar impune.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión