Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Calles que alguna vez fueron pavimentadas, hoy están llenas de hoyos y baches enormes, no cuentan con alumbrado y mucho menos vigilancia.

Sin duda alguna que el trabajo del último domingo durante las elecciones 2015, permitió ver de cerca la problemática que vive cada colonia del poniente de la ciudad, pero principalmente el lamentable estado en que se encuentran en los tres rubros antes señalados, pavimentación, alumbrado y vigilancia.

“Tengo viviendo 6 años en Valles de Anáhuac, me ha tocado ver como se ha ido deteriorando, las calles destrozadas y con enormes baches, postes con lámparas que nunca encienden por las noches y aprovechando la oscuridad, personas que abusan de otras, sencillamente porque no hay vigilancia”, comentó Sara Ángeles Medina, vecina de esa colonia.

En Oradel, las calles llenas de hoyos, aguas negras y basura, son el signo de todos los días.

Casi frente a las casas muestras, hay un hoyo enorme en el pavimento de la calle, incluso una tarima que le habían colocado para señalarla, se ha ido a las profundidades del mismo, “ese no es un hoyo, sino un túnel, dijo uno de los vecinos al pasar frente a él”.

Las mismas condiciones prevalecen en la colonia Colorines, allá por el rumbo de Reservas Territoriales, calles sin pavimento, muy poco alumbradlo público y nula presencia policiaca.

“Estos baches y hoyos que tienen las calles de Colorines, no son nuevos, tienen varios años, pero ahora se han hecho más grandes con tanta lluvia, sinceramente yo veo difícil que hagan algo al respecto”, añadió.

Foto: Internet

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales