Connect with us

Altamira Tamps.- 2 mil 500 familias que radican en cinco fraccionamientos de Altamira carecen de alumbrado público, el cableado fue robado  y el Ayuntamiento ha carecido de recursos para poder suministrar el material.

Lo anterior fue informado por el regidor Evelio Licona Espinoza al señalar que la inseguridad que ha prevalecido y falta de rondines de vigilancia ha traído como consecuencia el saqueo de viviendas abandonadas pero también la sustracción ilegal del cableado.

Licona Espinoza manifestó que las casas abandonadas de alguna manera contribuyen al incremento de la delincuencia, porque se convierten en nido de malhechores, ocupándolas para resguardar lo robado, las ventanas y puertas.

Por nombrar un ejemplo, el fraccionamiento Paseo Real dijo, se convirtió en tierra de nadie, porque las fuerzas federales no llegan a implementar la vigilancia, este se compone de unas 500 viviendas, de las cuales solamente un 30 % son ocupadas solamente.

 

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas