Connect with us

@dect1608

Los granadazos a las oficinas del INE y de la Policía Federal en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas; la tarde- noche de este jueves, fueron catalogados por la alcaldesa, Leticia Salazar, como un acto de provocación de parte de los grupos criminales que operan en aquella ciudad del norte del Estado. Pero un día antes en la Zona Metropolitana de Tampico, al sur de la entidad, aparecieron cinco narcomantas firmadas por el cártel del Golfo, señalando a un marino de generar violencia, de meterse contra la familia de los “presuntos” delincuentes y en el mensaje amenazaban con hacer de Tampico un campo de batalla (¿otra vez? ya por favor)… -y así tipo- todo esto a dos semanas de que llegue el día “D” la jornada electoral.

Durante todo el proceso proselitista, Tamaulipas había dado una grata sorpresa, pues no se había presentado ningún acto de violencia, lo más violento que se había vivido durante estos días de campaña, fueron algunas acusaciones entre los candidatos que no llegaron a nada, el más llorón de todos, ha sido el aspirante propietario de la suripanta perredista, Cuitláhuac Ortega Maldonado, quien hasta fue de chismoso a poner la queja con el Secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios; lejos de eso, nada hasta ayer jueves que se registraron los atentados con granadas de fragmentación a las oficinas del Instituto Nacional Electoral y de la Policía Federal en Matamoros; ojala tales sucesos no sean el inicio de un nuevo episodio sangriento para los tamaulipecos.

Por lo pronto mientras en el norte de Tamaulipas las cosas se ponen calientes, en el sur, un día antes, aparecieron cinco mantas con mensaje dirigido a un Marino a quien responsabilizan de generar violencia y que si le sigue en ese tenor, los soldados del mañana, saldrán a hacer de las suyas convirtiendo a Tampico, Altamira y Madero en una zona de guerra, la amenaza es grave y dicen que el que avisa, no traiciona, ojalá nos estemos equivocando.

Es así como a 17 días de la votación, estos chicuelos traviesos, rompen con la tensa calma que ya forma parte de la vida diaria de Tamaulipas y los candidatos de los diez partidos políticos siguen cautivando electores.

En la agenda cotidiana de los partidos políticos para este viernes, sobresale, la visita del vocero nacional del Partido Verde Ecologista de México, Arturo Escobar y Vega, quien viene a Tampico para tomar protesta a la Estructura Electoral del Verde. La presencia de Escobar por Tamaulipas, no servirá de mucho a los candidatos, pues prácticamente nadie lo conoce.

Ya por último, no me  crean, pero el que anda preparando un duro golpe para cerrar con todo en campaña es el caballo naranja, el ciudadano que organizó hace un año las marchas por la paz en Tampico y me refiero al “gordo” Eduardo Cantú Elías, el candidato del MC que no deja de rodar su silla de ruedas pues quiere alcanzar a Paloma Guillen para vencerla, pues a estas alturas de la contienda, según sus números dicen que la hermana del subcomandante Marcos, va arriba en la encuesta y él como segundo lugar, “caballo que alcanza gana” presume el candidato de M… C,

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión