Connect with us

Nuevo Laredo Tamps.- Ni duda cabe, cada que llueve la avenida de los Dos Laredos en el Parque Industrial Río Bravo es la auténtica representación de la infraestructura con que cuenta la ciudad.

Bastaron los 18 milímetros de agua que cayeron durante la lluvia de la noche del lunes y madrugada del martes para que nuevamente esa avenida quedara convertida en un río, obligando a los conductores de automotores a buscar alternativas de tránsito.

No hace más de dos meses, el titular de Desarrollo Económico comentó que ya Obras Públicas tenía contemplado realizar trabajar que terminen con esta situación que definitivamente deja a este parque industrial muy mal parado.

“A nosotros como operadores de tractocamión nos afecta mucho esta situación, no podemos transitar libremente cuando salimos cargados de las fábricas, prácticamente vamos a ciegas, además tenemos que buscar vías alternas por lo que la pérdida de tiempo es considerable, en realidad no sabemos que esperan los responsable de mantener esto en buenas condiciones que no actúan”, comentó Saúl Mondragón Ortega, operador de tractocamión.

En el Parque Industrial Río Bravo, se encuentran ubicadas empresas importantes como Rheem, Modine, las instalaciones de Sabritas que definitivamente quedan atrapadas en su entrada principal por la enorme cantidad de agua encharcada.

Mondragón Ortega, dijo que para ellos ya es común esta situación, que se presenta cada que llueve ya sea en forma ligera o un aguacero, sencillamente el agua no tiene salida y de ahí el encharcamiento enorme que se hace.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Corresponsales