Connect with us

Para éste Filósofo en el corazón de una Madre se compendian todos los dones, todas las virtudes, todas las profesiones, su amorosa vocación de servicio, no tiene vacaciones ni descanso, al mismo tiempo es amorosa amiga, psicóloga infalible, chofer experto, chef inigualable, terapeuta única, modista, médico ejemplar, enfermera singular, entrenadora, deportiva maravillosa… sabia maestra de vida.

Una Madre encarna los más generosos dones que Dios puede obsequiar a un ser humano, en ella se sintetizan todas las bondades: amor, amistad, ternura, indulgencia, tolerancia, paciencia, felicidad, tranquilidad, protección, cariño, entrega, fe, perdón, perseverancia, tenacidad.

Una Madre es un regalo Divino, cuando el Padre creo al mundo, “Dios se dio cuenta que no podía estar en todas partes a la vez… por eso creó a las Madres” suprema expresión de sabiduría, bondad, indulgencia, el amor de una Madre es tan poderoso que impulsa a sus hijos a ir tras lo imposible.

Una Madre te enseña que el poder está en el aquí y el ahora, te educa para que sueltes los miedos, los temores, los pesares, las angustias, las penas, los resentimientos, para que confíes en la vida; te ayuda a sanar las heridas a través de la oración, el perdón, el amor y el generoso sentido del humor.

Amorosamente, desde su lugar, una Madre con su sentido de ubicuidad, cuida –sin invalidar– de sus hijos, el fuerte y el débil, el grande y el pequeño, el triunfador y el derrotado, el casado y el soltero; su abrazo, –que siempre será la más amorosa fuente de bienestar–, es el cobijo más afectivo sobre la tierra, es un abrazo que da ánimos suficientes para no desfallecer y seguir adelante.

El primer beso que se nos dio en la vida, el de nuestra Madre, nos selló para siempre por el camino del amor, ella con su presencia disipa los más densos nubarrones; la mejor maestra que Dios nos dio para crecer hasta el infinito es nuestra Madre, ella, con amoroso empeño, nos enseña con su ejemplo: a vivir el HOY a plenitud, a dejar atrás los resentimientos y los miedos para crecer y encontrarnos con nosotros mismos.

Una Madre enseña a soñar con un mundo mejor y trabajar para construirlo; a “no dormir para descansar… sino dormir para soñar”; que mientras los miedos y angustias debilitan nuestra potencialidad de vida, nuestro amor, humor y esperanza potencializan nuestros dones, llevándonos por el camino de la felicidad.

Una Madre enseña a cantarle a la vida, a regocijarnos en nuestras virtudes, a reconocer nuestros dones, sabiendo que no estamos aquí por casualidad, sino porque formamos parte del milagro de la vida, en donde “seremos tan viejos como el tedio y el fastidio, tan jóvenes como nuestro amor y nuestro humor.”

Una Madre, con su magia de vida, nos enseña a vivir a plenitud, a dejar de lado los agravios, a sentirnos menos solos en la soledad y más felices en la felicidad, a disfrutar los éxitos, tanto como el esfuerzo para llegar a ellos.

Una Madre es la máxima expresión de amor en el universo, es amor que se da a plenitud; a todas las Madres, las presentes y las ausentes, la bendigo con todo mí ser y les deseo “Feliz Día de la Madre”

Haciendo uso del humor que posee el mexicano, resulta que “El Filósofo, inquieto por las elecciones del 2018 y queriendo ir más allá de todas las encuestas que hacen las empresas nacionales y regionales, decidió efectuar él mismo, una encuesta por todo el país y, para su sorpresa, el resultado fue increíblemente abrumador.

Resulta que el 100% del muestreo dio a su Mamá como la candidata más viable para la Presidencia de la República en el 2018, dejando muy, pero muy atrás, a quienes andan como precandidatos. Los periodistas sorprendidos, fueron con el campesino de “allá mesmo” para interrogarle:

–– ¿Queremos saber cómo realizaste la encuesta?

–– Muy fácil –contestó el Filósofo–, el método de investigación que utilicé fue la encuesta de opinión pública, busqué tuviese un margen de error de más menos 3%, garantizando el anonimato del entrevistado, entre una población de 18 años de edad y más. Yo mismo formulé las preguntas, buscando que éstas fuesen breves y estandarizadas, para posteriormente codificar las repuestas.

Tomé el directorio telefónico de los 300 principales municipios del país, ante un universo de 25,452 personas a quienes llamé, es importante saber que todas las llamadas fueron hechas personalmente por éste Filósofo, entre la 1 y las 3 de la mañana… pa’ tener la seguridad de encontrar a esas horas a la gente en su casa.

En todos aquellos hogares en los que me contestaron, formulé la siguiente pregunta, ¡muy sencilla por cierto!:

–– Para el próximo 2018 ¿usted, quién cree que deba ser el próximo Candidato a Presidente de la República?

Todos medio adormilados me contestaron sin vacilar:

–– ¡¡¡TU TIZNADA MADRE… ‘ENDEJO!!!”

filosofo2006@prodigy.net.mx

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión