Connect with us

Tampico, Tamps.- En pleno Día Mundial del Trabajo y como una paradoja del destino, miles de personas que subsisten directamente de la industria del camarón en Tampico y el norte de Veracruz, así como en Ciudad Madero y otras poblaciones vecinas, se quedaron sin empleo debido a la veda impuesta por autoridades de pesca para la captura de dicha especie en esta parte del Golfo de México.

De acuerdo con cálculos de la Unión de Despicadoras de Tampico, son tres mil de ellas quienes se quedan sin trabajo desde este primero de mayo y hasta el 15 de agosto próximo, es decir, durante tres meses, que es exactamente el lapso por el cual estará prohibido pescar el crustáceo en mar abierto dentro de una extensión que abarca de Matamoros, en Tamaulipas, a Coatzacoalcos, Veracruz.

Entrevistado al respecto, Gregorio Pego Cruz, secretario general de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos en esta entidad, señaló que antes de cualquier acción, el referido grupo de mujeres trabajadoras, entre las que figuran, dijo, numerosas madres solteras, tiene que registrarse como organización legalmente constituida, para que así se respete la sus derechos laborales mediante un contrato colectivo.

Hizo ver que hoy en día, al carecer de un soporte legal de esa naturaleza, a ellas las explotan las empresas propietarias de embarcaciones tanto como las que procesan solamente el camarón, al pagarles cinco pesos por cada kilogramo despicado, pero sin las prestaciones ni garantías a las que tienen legítimo derecho como empleadas del sector productivo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Sur de Tamaulipas