Connect with us

Opinión

La varita mágica.

Publicado

el

Mientras, Alejandro Moreno, Marko Cortés Mendoza y Jorge Álvarez Máynez, tres auténticos payasos de la política mexicana, se rasgan las vestiduras en una discusión por ver y conocer quién de los tres renuncia a sus intereses personales y antepone el bien de México, la candidata del PRIAN, Xóchitl Gálvez Ruiz, puso el dedo en la llaga y dijo entrarle a la desalinización del agua y transformar el trabajo del campo, y de la ganadería en el país, con el fin de abastecer del vital líquido a los más de 120 millones de mexicanos.

¿Acaso XGR, tiene una varita mágica? No, pero el proceso de osmosis inversa no es nada nuevo en el mundo, muchos países desarrollados lo hacen; en el sur de Tamaulipas, algunas empresas petroquímicas en la zona industrial ya lo trabajan, es más, así fue como sobrevivieron en el corredor industrial a la invasión de agua salobre en 2021.

Xóchitl realizó una escala técnica en Tampico antes de trasladarse vía terrestre a Pánuco y Tantoyuca,  en Veracruz. Ya casi con un pie en el XóchitlBus, se dispuso a dialogar rápido con los medios de comunicación respecto al escenario hídrico para México si ella gana la contienda electoral.

“Resolver de fondo el tema del agua, donde tengamos que desalinizar, vamos a desalinizar,  tratar el agua; tecnificar el campo, vamos a tecnificar el campo, no podemos seguir consumiendo tanta agua en el campo, tenemos que reparar fugas, pero sobre todo, todo el país está enfrentando su peor crisis hídrica porque cuando llegó este gobierno redujeron de manera importante los recursos a la CNA, ya el último año lo subieron en el 2023, pero en el 2024 volvieron a bajar, con mi gobierno vamos a triplicar los recursos a la Comisión Nacional del Agua y vamos a hacer buenos proyectos para Tampico”, dijo la candidata de la alianza «Fuerza y Corazón por México»

En redes sociales la respuesta fue reventada por los morenistas y fanáticos de Claudia Sheinbaum Pardo. Algunos aseguraron que Xóchitl miente, otros la descalificaron por su dentadura y aspecto físico, sin embargo, ninguno de esos se detuvo un poco para sacudirse o despojarse el saco de “estultos” que Claudia Sheinbaum les profirió el pasado 25 de abril, cuando en rueda de prensa dijo en el Hotel Posada de Tampico: “estamos evaluando este proyecto de poder traer agua del Papaloapan, solamente que estamos evaluando todos los impactos ambientales, sociales, estamos dialogando con todos los estados; tenemos que llegar al gobierno y una vez que estemos ahí definir con las consultas necesarias si es factible o no el desarrollarlo”, declaró Claudia Sheinbaum en un encuentro con medios de comunicación rodeada de sus compañeros candidatos al Congreso de la Unión.

Lo triste es que ninguno de los candidatos, ni siquiera los oriundos del sur de Tamaulipas repararon y tuvieron conciencia de que el Río Papaloapan está a poco menos de 600 kilómetros de distancia del sur de Tamaulipas. En su ignorancia, solo acentuaban con la cabeza los dichos de Sheinbaum Pardo, a ellos no les dio la geografía para tener presente que el «dichoso» Río Papaloapan, desemboca en el Golfo de México, pero allá, muy al sur del estado de Veracruz.

No, Xóchitl no, no tiene una varita mágica, pero tampoco viene a decir tonterías ante un problema tan complejo como es el desabasto de agua en el Sistema Lagunarío del Río Tamesí.

En la intimidad… Por cierto la que ese día se salvó de la quema por no saber de Geografía, fue precisamente Úrsula Patricia Salazar Mójica, pero seguro porque es candidata a diputada local, no estuvo en el templete moviendo la cabecita como esos muñequitos que traen los choferes de la ruta Tampico- Altamira, sino, también hubiera estado diciendo que sí a lo menos viable del mundo, a los dichos sin sentido que salían de la mente ocurrente de Claudia Sheinbaum…

En fin, dice Ú, que la esperanza y el compromiso se hizo sentir en días pasados durante sus recorridos por la zona norte de Tampico.

Dice que ella insistirá en ejercer una política cercana al pueblo, en la que presume haber destacado por complementar en justa medida el legislar y escuchar a la ciudadanía. Úrsula sonríe campante; en cada apretón de manos se da el lujo de frenar su paso y caminar con pausa; en cada mirada que cruza con la gente no deja de agradecer y en cada abrazo que le entregan, dice sentirse más cerca de la victoria.

Gane quien gane la presidencia de Tampico, Úrsula ya se constituyó como una marca, un movimiento más al interior de morena con su propio ADN, así que, si logra esconderse del brillo de Tampico, se lleva el Distrito 21.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Continua leyendo
Pulsa para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Tamaulipas preparado para las lluvias?

Publicado

el

En gran parte del territorio nacional se esperan con ansias la llegada de las lluvias a fin de revertir una de las crisis hídricas más severas registradas en años. En Tamaulipas y en la zona sur la situación también es de esperanza y anhelo por volver a la normalidad las actividades cotidianas, una vez que se hagan presentes las precipitaciones.

¿Están preparadas las autoridades de Altamira, Ciudad Madero y Tampico, así como el resto de la entidad, para la llegada de intensas o atípicas lluvias? Sin olvidar la posibilidad de huracanes.

En los próximos días, ante los pronósticos de la cercanía de un potencial ciclón tropical 1 con destino a Tamaulipas, sabremos si existen o no asentamientos humanos irregulares en los diferentes municipios, cuyos habitantes pueden quedar expuestos a las inclemencias del tiempo.

Conoceremos aquellas obras públicas y privadas cuya edificación cuenta con permisos oficiales y se supone que son realizadas cumpliendo con las normas oficiales de seguridad y calidad. Lo mismo aplica con la protección industrial para sus trabajadores y sus instalaciones.

Las techumbres de las escuelas y las condiciones del resto de las instalaciones serán puestas a prueba ante la probabilidad de un fenómeno meteorológico, donde la protección de alumnos y personal docente debe ser la prioridad.

Y una vez más, los famosos drenajes pluviales para Ciudad Madero y la zona conurbada, prometidos por Enrique Peña Nieto y que han sido botín de políticos y autoridades de diversos órdenes de gobierno, saldrán a la luz. Debido a su alto costo millonario y político, difícilmente se pueden ejecutar.

La zona sur de Tamaulipas, con sus aproximadamente un millón de habitantes, una vez más se encuentra frágil y expuesta a los fenómenos naturales cuyos efectos pueden causar serios problemas por el exceso de agua.

El sistema lagunario está seco, situación conocida por todos, seguramente recuperará sus niveles registrados antes de la sequía. Más allá de esto, esperamos que no sea necesario activar el Plan DN-III-E, el cual todos sabemos está destinado a auxiliar a la población civil en caso de desastre. 

Que por cierto también contempla la identificación de áreas de riesgo y acciones preventivas como la construcción de obras de mitigación.

Casualmente el Plan DN-lll-E se activó por primera vez en octubre de 1966 a raíz  del impacto del Huracán “Inés” afectando la región sur de Tamaulipas y norte de Veracruz.

Continua leyendo

Opinión

AVA no termina el sexenio

Publicado

el

La presidente electa de México, Claudia Sheinbaum Pardo, tuvo la distinción de acompañar al jefe del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, en una gira por el noreste de México. Nuevo Laredo, Tamaulipas, formó parte del itinerario de fin de semana que tuvieron ambos personajes.

“Hoy tuve la oportunidad de acompañar al presidente @lopezobrador_ para conocer el avance del programa de infraestructura, modernización y desarrollo de tecnología de las aduanas de México. Lo hicimos en el Nuevo Centro de Aduanas de México que se está construyendo en Nuevo Laredo. Algo impresionante que nos va a ayudar muchísimo para mejorar el comercio, pero también para seguir avanzando en acabar con la corrupción donde todavía se encuentre. Nos acompañó  @Dr_AVillarreal, gobernador de Tamaulipas; el General secretario, Luis Cresencio Sandoval González; y el General retirado, André Georges Foullon Van Lissum, titular de la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM)”, escribió en Twitter la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Coahuila y Durango, fueron las otras entidades que recorrieron este fin de semana la dupla AMLO- Shein, lo raro es que de estas dos visitas, si público su actividad, el comandante supremo, sin embargo, ni difundió nada de lo que hizo por Tamaulipas.

Y es que tal vez no había mucho que informar luego de que el gobernador Américo Villarreal Anaya, publicó y difundió vía Twitter la visita del presidente al territorio tamaulipeco.

“¡Bienvenidos a Nuevo Laredo, Tamaulipas, Presidente @lopezobrador_ y nuestra querida presidenta electa, @Claudiashein! Es un honor estar con ustedes esta mañana en Nuevo Laredo para llevar a cabo nuestra reunión de trabajo en la sede de la Agencia Nacional de Aduanas de México.

Lo anterior fue posteado por AVA poco antes del mediodía del sábado, y de inmediato subrayó:

“Constatamos el avance de esta magna obra junto al secretario de la Defensa Nacional, General Luis Cresencio Sandoval, y el director general de Aduanas.

Seguiremos transformando nuestro estado juntos”

Definitivamente, parece que el Dr. Américo Villarreal Anaya, no va a terminar el sexenio como gobernador, algo de eso dicen por las calles de Tampico.

En la intimidad… Tampico tiene uno de los mejores programas de limpieza y recolección de basura del país, aseguró Chucho Nader quien recordó que la ciudad ha recibido el reconocimiento internacional por sus efectivas prácticas en materia de aseo urbano y protección al medio ambiente.

El Jefe de la comuna señaló que luego de recibir en 2018 una ciudad sucia y en el más completo abandono, se llevó a cabo una reestructura integral en el área de servicios públicos que incluyó la modernización de la flotilla de camiones recolectores de basura, el reordenamiento y calendarización de las rutas y el establecimiento de novedosas estrategias para optimizar esta labor.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Continua leyendo

Opinión

Letras para plasmar la vida

Publicado

el

La vida es eso que pasa mientras nos preocupamos por el transcurrir del tiempo,
pero, ¿qué hacemos para vivirla?, ¿estamos en los sitios que antaño imaginamos?
¿sentimos plenitud con lo que hemos construido?, estas son preguntas naturales
que toda persona debería realizarse, no por crear un juicio, pero sí para conocerse
y reconocerse, tener claro quiénes somos nos permite identificar desde dónde
podemos aportar a algo mejor.

Con esta misma transparencia y profundidad, se presenta Jorge Ramos en su
nuevo libro: “Así veo las cosas”, una lectura diferente para estos tiempos, pero
altamente recomendada pues en el transcurrir de sus páginas conocemos al ya
reconocido periodista, entendemos el origen de su profundidad en las entrevistas y
sobre todo vemos de manera cercana a la persona detrás del profesional.

Este libro nos presenta múltiples emociones al dividirse en tres segmentos: el
primero, titulado “otras vidas”, nos habla de Jorge Ramos y la construcción de su
vida actual, los talentos que se convirtieron en pasatiempo y sueños que quedaron
a medias. También comparte sus influencias, cómo artistas le inyectaron un
espíritu rebelde, las ganas de transformar a México y su interés en la política.

Después hemos de toparnos con una sección hoy más latente que nunca, el cómo
se convirtió en inmigrante, buscando primero oportunidades temporales que se
transformaron en décadas enteras en otro país. Este segmento contiene historias
propias, pero también eventos clave en la vida de otras personas que al igual que
él buscaron nuevas historias del otro lado.

Jorge Ramos sabe perfectamente que su talento está en la comunicación, ya sea
en las letras y la facilidad que tiene para narrar todo tipo de eventos o mediante el
uso preciso de palabras que incluso pueden llegar a incomodar. Así lo comparte
en el último apartado donde narra su vida como periodista, los hechos históricos
de los que ha sido testigo, entre ellos seis guerras, la última entre Rusia y Ucrania.

En estas columnas además de repasar eventos indispensables de la historia
global, entendemos a profundidad al ser humano y quizás con algo de suerte nos
veremos reflejados en lo más fundamental: los sentimientos como el miedo.

Este libro no es solo un compendio de historias de vida, es el reflejo de décadas
en las que el mundo se ha transformado, cada narración hace posible tener
cuestionamientos personales, rememorar nuestros propios recuerdos de lo que
hemos vivido, cómo analizamos esos mismos hechos desde otras ópticas, si cada
persona tuviera oportunidad de compartir así sus memorias como antaño lo hacían
las comunidades, quizás nuestros aprendizajes serían más profundos y nuestras
decisiones tendrían otro rumbo.

Las columnas seleccionadas por Jorge Ramos pueden ser un punto de partida
para revisar nuestras propias memorias y así dejar un legado de lo que hemos
vivido, ¿qué lecciones aún no hemos aprendido? ¿cómo ha sido la política de
nuestro país con el transcurrir de los años? ¿qué ha sido lo que más nos ha
dolido? ¿dónde están nuestras victorias y cuáles son los puntos de oportunidad
que tenemos pendientes por mejorar?

Jorge Ramos tiene claros sus valores, es un rebelde, pero no piensa en romper
las reglas por generar caos, sino en ser un equilibrio ante el poder, ese que
cuestiona todo y refleja las fallas no con la intención de atacar, pero sí de que en
las entrevistas que ha tenido oportunidad de realizar a figuras internacionales,
tengan que responderse a sí mismos si el rumbo de sus decisiones
verdaderamente es el correcto.

Esta no es la primera vez que el periodista comparte anécdotas de su vida, pero sí
es la primera ocasión que se muestra vulnerable, que nos habla del miedo y de
cómo aún en circunstancias complicadas ha hecho frente a los retos y mantiene la
esperanza por sus pilares de vida: su familia.

De ahí mi invitación a esta lectura: no por atesorar memorias ajenas, sino para
replantear nuestros propios esquemas y considerar qué legado queremos dejar en
esta vida.

Continua leyendo

Opinión

¿Quién sigue?

Publicado

el

Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha estado atada a la necesidad de hacer fila. En la antigua Roma, los ciudadanos se alineaban pacientemente para acceder a los mercados bulliciosos y a los espectáculos en el Coliseo. En la Edad Media, las ferias y mercados eran escenarios de esperas ordenadas para obtener productos esenciales. Parecía que la práctica de hacer fila estaba destinada a evolucionar con la civilización.

La Revolución Industrial trajo consigo la urbanización y el surgimiento de fábricas. Las estaciones de tren, los nuevos establecimientos comerciales y los mercados comenzaron a implementar colas más estructuradas. Durante las guerras mundiales, hacer fila se convirtió en una práctica esencial para la distribución de alimentos racionados. Las colas de racionamiento eran un recordatorio constante de los tiempos difíciles.

Y así llegamos a la era contemporánea, donde las filas siguen siendo una constante en nuestra vida diaria. Sin embargo, la tecnología ha prometido liberarnos de esta espera casi perpetua. El autocobro en algunas tiendas de autoservicio, como las del logo de las chispas y las de las tres letras, surge como una solución moderna para acelerar el proceso de compra. La idea es simple: escanear, pagar y salir rápidamente, sin la necesidad de interactuar con un cajero.

Pero una vez más nos topamos con la cruel realidad: el autocobro a menudo dista mucho de ese sueño tecnológico. Máquinas que no funcionan correctamente, clientes que no sabemos usar el sistema y empleados que deben intervenir para solucionar problemas son solo algunos de los obstáculos que enfrentamos. En otros casos, nos enfrentamos al pesaje y etiquetado de algunos productos, el uso de códigos para otros. Inevitablemente, se forman nuevas filas, a veces incluso más largas y frustrantes que las tradicionales.

¿Por qué seguimos haciendo fila, a pesar de todos estos avances? Quizás la respuesta radica en la naturaleza humana. Las filas representan un orden social, una manera de garantizar que cada persona reciba su turno de manera justa. Además, nos brindan una oportunidad para practicar la paciencia, un valor que parece escasear en nuestra era de gratificación instantánea.

La ironía de la modernidad es que, aunque intentamos escapar de las filas con nuevas tecnologías, siempre habrá situaciones que nos obliguen a esperar nuestro turno. Seguiremos alineándonos pacientemente. Hacer fila puede ser más que una simple espera. Es un reflejo de nuestra capacidad para adaptarnos, esperar y, en algunos casos, encontrar humor en las pequeñas frustraciones de la vida diaria.

«Pase a la caja seis», es mi turno.

Continua leyendo

Facebook

Populares