Conéctate con nosotros

Opinión

El circo del caos

El circo del caos

A través de la historia quienes tienen el poder o buscan alcanzarlo siempre han usado todo de tipo de argucias y estrategias para mantenerlo o para lograr su propósito, sin importar en lo más mínimo cómo pueda ser lo espinoso o terso del camino, “el fin justifica los medios” indican los clásicos.

El ancestral espectáculo del circo romano es el ejemplo más recurrente para ilustrar la forma de actuar de los hombres del poder, al paso de los años esta idea se ha perfeccionado y sobre todo modernizando en beneficio de unos cuantos, como el usar a los equipos deportivos de manera sexenal, jugando con la ilusión de la noble afición.

Pero también paralelamente existe una ciudadanía despertando de un largo aletargamiento sobre los problemas o circunstancias que afectan a su entorno más próximo.

Pista 1.-Al iniciar la segunda parte de las campañas por la gubernatura de Tamaulipas el discurso de los tres aspirantes, César Augusto Verástegui Ostos, Américo Villarreal Anaya y Arturo Diez Gutiérrez Navarro, empieza a subir de tono en todos los sentidos, ataques sin fundamentos, acusaciones y muy pocas propuestas, en el mejor de los casos, son el común denominar, seguramente “lo mejor está por venir”.

Pista 2.-Una vez más desde el púlpito nacional se sacan de la chistera nuevas reformas, cuyo debate solamente va a fortalecer al presidente, Andrés Manuel López Obrador, suena incongruente desaparecer al INE cuando fue el vigilante de la elección que lo llevó al poder, la postura de la oposición ha sido en contra, sin embargo, Morena y el pueblo bueno y sabio ya prepara más leña verde para castigar a los “traidores a la patria”, la lista va en aumento.

Pista 3.-Inflación, pactos nuevos para bajarla, combustibles al alza, inseguridad, violencia hacia las mujeres, mentiras de los responsables de gobernar en todos los niveles y en un tema no menos importante es indispensable un informe de los involucrados en la desaparición del equipo de futbol del Tampico-Madero, hasta ahora siguen brillando por su ausencia.

¿A quién o quiénes beneficia el espectáculo de estas tres pistas?, pero que pueden ser muchas otras. ¿Nada más a los hombres del poder, empresarios, políticos o a alguien más que ve desde las gradas el vaivén de un país complicado?

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

Principales

Más en Opinión