Conéctate con nosotros

Opinión

Un día sin agua

Un día sin agua

Algo tan fácil y simple como lavar los trastes en el hogar, cepillarse los dientes o lavarse las manos va ser imposible en los próximos días debido al problema de desabasto de agua en el mundo entero. 

¿Qué tan lejos estamos del 2025? Según información del World Resources Institute (WRI), 3.500 millones de personas podrían sufrir escasez del vital líquido para ese año, y actualmente más de 1.000 millones de ciudadanos no tienen acceso directo al agua. Bueno, ya estás sudando frío y eso que aún no te has puesto a pensar que el agua potable es prioritaria en la salud, la industria, el campo y la ganadería ¡glup! 

México, no es la excepción, también aquí es un fracasado, a nivel global está considerado dentro del alto estrés hídrico por el casi inminente desabasto de agua, entidades como Baja California Sur, Guanajuato, Ciudad de México, Aguascalientes, Chihuahua, Querétaro, Sonora, el Estado de México e Hidalgo son las que están más cerca del día cero.

El estado de Tamaulipas está en la media nacional con una puntuación de 4.1 en el nivel de estrés hídrico, sin embargo, la zona Metropolitana de Tampico en la zona costa èl próximo 12 de abril podría sufrir “ni gota de agua”, gracias a la cerrazón del Gobierno de la República, la soberbia estatal, el cambio climático y la evaporación que conlleva, además de su principal peligro, el uso desmedido de los usuarios. 

La cerrazón: La Comisión Nacional del Agua, no subsana las fugas del estero El camalote, de dónde se abastece a la población de Altamira , Ciudad Madero y Tampico, en Tamaulipas; así como a la gente de Panuco, en Veracruz. 

Gracias a Dios y a la insistente letanía del Consejo de Instituciones Empresariales del sur de Tamaulipas (CIEST), que ahora preside la Dra. Bertha Salinas, aunado a la presión ejercida por el Gobierno de Tamaulipas a través de la COMAPA Zona Conurbada, gerenciada por Jorge Rivera, el diputado federal Erasmo Gonzalez Robledo, ya fue a darse una vuelta en la ancha y cercioró la fuga de 10 mil litros por segundo. 

A la fecha la población solo tiene una alternativa, cuidar el agua, evitar el uso indiscriminado, y rogarle a Dios que llueva en plena primavera para que los niveles del sistema lagunario que abastece de agua a la población no sufra los estragos de salud, económicos y humanos por la escasez del vital líquido.

Un día sin agua vendría siendo más grave de los que pudiera imaginar; si esto parece  alarmante, es mejor que así lo veamos pues por no creer que de gota en gota el agua se agota, estamos a punto de pelearnos hasta por la Laguna antes rellenada. 

davidcastellanost@hotmail.com

@dect1608

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Principales

Más en Opinión