Conéctate con nosotros

@dect1608

Tener varias casas en Estados Unidos de América o propiamente en México, no es ningún delito. Sin embargo renunciar al cargo que tienes para «esclarecer» el origen de tu patrimonio, tampoco cambia las cosas, al fin de cuentas ha quedado comprobado que con una disculpa basta.

Una investigación especial publicada en Aristegui noticias, evidenció las cinco casas que tiene allá del otro lado del río Bravo, el ahora ex secretario de seguridad pública de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, residencias valuadas en más de 2 millones de dólares.

Ahora vamos a ver cuánto tiempo lleva el esclarecimiento y las consecuencias que pudiera tener, como quiera las cosas en Veracruz siguen igual de peligrosas y financieramente está en bancarrota.

Sin entrar en comparativos. En el sur de Tamaulipas, la Secretaria de Seguridad Pública, designó hace diez días al coronel González Valentín, como nuevo comandante de la Policía Estatal que opera en la zona metropolitana de Tampico conformada también por dos municipios veracruzanos (Pánuco y Pueblo Viejo), el cambio se derivó a las declaraciones del general brigadier José Marines Juárez, cuando luego de una ola de asaltos y robos, exclamó que los tampiqueños deben conocer de armas y enfrentar a los delincuentes, quienes en muchos de los casos perpetraban sus atracos con pistolas de juguete;  el llamado fue propiamente a perder el miedo ya que se vive en una entidad donde la delincuencia es «pan nuestro de cada día».

Sus palabras y el ruido mediático generado en redes sociales y medios de comunicación, obligaron a sus jefes removerlo del cargo, vanagloriando a los tuiteros y faisbuqueros que sintieron haber ganado una batalla contra el general traído del retiro para combatir a la delincuencia, ¡ja! Pero los detractores de Marines, se olvidaron de dirigir sus críticas al gobernador Egidio Torre Cantú y al general Jesús Martínez Martínez, quienes según hay estrategia para combatir a los cárteles, sus células y bandas delictivas del fuero común ¿será? Pero qué importa, que al fin de cuentas el malo de la película ya no está a cargo de la Policía y como quiera es fecha que las cosas también acá siguen igual.

Incluso el martes por la mañana un hombre fue ejecutado en la colonia Obrera de Tampico a menos de dos kilómetros del parque de la laguna del carpintero donde pasean cientos de turistas diariamente. Dicho homicidio, no ha sido esclarecido.

Y este jueves tres hombres con armas cortas y una larga, perpetraron un robo en las oficinas de “Cable Canal”, una empresa de televisión de paga que tiene diversas sucursales en el sur de Tamaulipas, los PRESUNTOS delincuentes, según información proporcionada de manera extraoficial por personal de la Procuraduría de Justicia del Estado, se llevaron más de 30 mil pesos en efectivo y los investigadores del caso, lograron detectar que los asaltantes operaron con armas de «gotcha», eran tres sujetos y así las cosas…. Igual.

Me despido sin detallarle el robo del miércoles a una casa de empeño, donde ingresaron también tres sujetos armados; tampoco quiero entrar en detalles sobre el despojo de su automóvil particular a una policía investigadora cuando dos jóvenes pistoleros la amagaron allá rumbo a la salida a ciudad Valles en la calle Torreón; ni qué decir del asalto de este mismo jueves a la farmacia Guadalajara, ubicada atrás del Hotel Posada de donde se llevaron unos 15 mil pesos y todos los hechos registrados a plena luz del día.

Por cierto, los trabajadores y clientes de la farmacia quedaron pasmados cuando las cuatro personitas ingresaron con armas largas sin darles oportunidad de identificar eran o no de juguetes las metralletas; como quiera el susto vale igual.

davidcastellanost@hotmail.com

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión