Conéctate con nosotros

Altamira Tamps.- Debido a la poca venta, comerciantes establecidos en el mercado Nuevo Santander en Altamira, han comenzado a cerrar sus negocios y los que aún permanecen,  lo hacen  porque despidieron a su personal al no poder siquiera reunir el dinero para el pago de un salario.

Roberto Cruz Mancilla, representante de los oferentes, señaló que de los 170 locales del mercado, tan sólo 103 se ocuparon  y de estos al menos 50% han optado por cerrar al no registrar ventas.

«Pues está crítica la situación, nos da tristeza, ya que el mercado es para ofertar para que comerciantes oferten sus mercancías pero la misma situación la crisis que existe creemos que sea ese el motivo».

Dijo además que actualmente los aumentos en servicio básicos como agua y luz, así como el pago de renta y compra de mercancía, absorben por completo las ganancias e incluso muchos locatarios que no han cerrado determinaron despedir a su personal.

«Así es, es muy difícil pagar,  los comerciantes que están generando empleo es muy difícil el sostener a su empleado, las ventas están bajas, además pagar un salario si golpea el bolsillo».

Reconoció que la construcción de esta central de abastos, no tuvo el éxito que esperaban e incluso los vendedores ambulantes, quienes tienen un espacio en la parte superior del mercado se han negado a ser reubicados al conocer las condiciones en las que ellos actualmente trabajan.

 

 

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas