Conéctate con nosotros

Monterrey.- Pese a que han pasado más de 30 años de su nacimiento, El Gigante de América parece haber descubierto la fórmula para conservar el cariño de los miles de fanáticos que siguen su ruta de éxitos desde su inicio.

Apenas este fin de semana el ícono musical dio una muestra más de su poder de convocatoria con el “Dobletazo Bronco”, al ofrecer dos conciertos en una misma noche para lograr reunir a más de 8 mil asistentes. Algo que muy pocos se atreverían a hacer.

‘Felices porque siendo un grupo con tanto camino, tal vez con un alto o después, pero contentos de que aún nuestra gente ahí está. Incluyendo nuevas generaciones que también están interesados en nosotros’, comentó Guadalupe ‘Lupe’ Esparza, líder de la agrupación.

“Cheyenne”, fue el nombre del grupo con el que ‘Lupe’ se inició en la música al lado de sus amigos de secundaria; luego recurrieron al nombre “Bronco”.

En primera instancia la agrupación estuvo conformada por Javier, Salvador y Érick; Juan Manuel, tocaba la batería, y cuando pasó a formar parte de Los Barón de Apodaca, su lugar fue ocupado por Manuel Caballero.

Salvador, quien tocaba el bajo, salió de la agrupación y su lugar fue ocupado por José Luis (Choche). De esta forma el grupo quedó conformado por Javier en la guitarra; Choche en el bajo; Juan Manuel en la batería; Érick en los teclados y Lupe primera voz y percusiones.

Aunque Bronco batalló para que las puertas de la fama se abrieran, se empeñó por crear un estilo propio que le permitió escribir su historia y sobresalir.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN