Conéctate con nosotros

Luego de las manifestaciones que dejaron en Chihuahua nueve policías estatales lesionados y daños materiales a las instalaciones de Palacio de Gobierno, el gobernador César Duarte destacó que es preocupante el ambiente “beligerante” que se vive en la entidad.

El mandatario estatal afirmó que las protestas estuvieron relacionadas con inconformidades en el abasto de gasolina y temas magisteriales, y descartó que los disturbios fueran ocasionados por un rechazo social de su gestión al frente del gobierno de Chihuahua.

“Me parece delicado el ambiente que están generando. A los chihuahuenses nos ha costado recuperar la armonía”, sostuvo el mandatario.

 

(quadratin)

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Nal / Int