Conéctate con nosotros

Por haberse casado, en contra de la voluntad de su familia, una mujer mató a su propia hija, una joven paquistaní de 18 años, quemándola viva tras rociarla con gasolina y prenderle fuego en su propia casa.

En su informe las autoridades señalaban que a pesar de no contar con la aprobación de la familia, la joven víctima se había casado con un hombre al que ella quería.

Se informó que tras el casamiento, y en busca de una reconciliación con su familia, la joven acudió a la casa de sus padres, pero su madre la impregnó con gasolina y le prendió fuego, muriendo debido a las graves quemaduras sufridas..

La mujer reconoció su crimen y fue arrestada por la policía horas más tarde.
También se comentó que el hermano de la víctima se encuentra desaparecido desde el incidente

Fuente: La información

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Nal / Int