Conéctate con nosotros

El cantante mexicano Alejandro Fernández se le diagnosticó gangrena gaseosa, luego de la mordida de un perro que le provocó una herida de gravedad en la pantorrilla izquierda.

Al complicarse la lesión, El Potrillo tuvo que ser hospitalizado para ser sometido a una cirugía que le impidió seguir con varias presentaciones planeadas.

La recuperación del intérprete de Abrázame va viento en popa, pues a través de sus redes sociales ha mostrado fotos donde se le ve paseando en su rancho de Guadalajara.

gangrena

«Estoy en reposo total y recuperándome en casa. Seguiré todas las indicaciones para poder compartir con mi público a la brevedad.

Como siempre, gracias por todas sus oraciones, su comprensión y apoyo. Los veo pronto en Monterrey y Torreón», escribió el artista en su cuenta de Facebook.

Su empresa de representación respondió a publicaciones que decían había sido mordido por un jaguar «Hace aproximadamente 20 días, Alejandro sufrió una mordida de uno de sus perros en la pantorrilla izquierda, todo comenzando como un juego. En un principio él aplicó cuidados locales a la herida, los cuales no funcionaron. Estando en Puerto Vallarta, los malestares siguieron por lo que Alejandro tuvo que ingresar al hospital San Javier para que le realizaran una valoración inicial, la cual corroboró la gravedad de la herida por lo que Alejandro tuvo que ser trasladado a Guadalajara para ser hospitalizado de manera inmediata y así entrar a cirugía.

Star Productions, empresa del grupo Fernández, emitió el comunicado y muestra fotos de la herida.

 

abc

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN