Conéctate con nosotros

En el Centro Experimental de la Vivienda Económica se desarrolló un proceso para la utilización de plásticos reciclados para la elaboración de ladrillos de polietilen-tereftalato (PET).

Investigadores explican que el proceso se lleva a cabo triturando los plásticos con un molino, se hace la mezcla con un cemento pórtland y el aditivo, para luego darle la forma a los ladrillos.

La ventaja de estos ladrillos es que son cinco veces más aislantes térmicos que los tradicionales, además que son más livianos y que está comprobado que tienen buena resistencia al fuego.

Fuente: EcoPortal

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en CYEN