Conéctate con nosotros

El zoológico de Cincinnati tuvo que matar a un gorila en especie de extinción para salvar la vida de un niño de 4 años este fin de semana.

El menor, con tan solo 4 años, resbaló y cayó al hábitat del gorila Harambe, un simio de 17 años y 180 kilos de peso, que arrastró al niño alrededor de la fosa  y lo subió a una escalera durante 10 minutos.

gorila

Las autoridades al ver que el infante podía estar en un peligro, decidieron dispararle a matar a Harambe: «La razón por la que no se decidió dispararle un tranquilizante al animal, es porque en una situación como esta, la droga puede tardar mucho en hacer efecto… el niño no era atacado, pero en situaciones como estas, todo puede pasar y definitivamente estaba en riesgo», dijo el director del zoológico, Thane Maynard.

gorila 2

«Estamos desconsolados por la pérdida de Harambe, pero la vida de un niño estaba en peligro y una rápida decisión tuvo que ser tomada» este gorila occidental de llanura era una especie en peligro de extinción que el zoológico esperaba que tuviera descendencia.

gorila 3

A pesar del peligro que corría el niño, muchos críticos enojados por la decisión creen que la muerte del gorila era innecesaria, culpando a la madre del niño por no cuidar de su hijo, incluso sugiriendo que deberían de multar o penalizar a los padres como responsables del incidente.

Otros criticaron al zoológico por actuar con fuerza excesiva y se manifestaron al día siguiente frente al zoológico.

Fuente: CNN

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Nal / Int