Conéctate con nosotros

Altamira, Tamaulipas.- Este miércoles concluyó la historia de la huelga de Posco, con la reactivación de solo 90 obreros que mantenían el plantón y la liquidación de poco más de 70 empleados a los que no quisieron.

Muchos se habla de la importancia de la mano de obra altamirense, sin embargo las autoridades abandonaron a su suerte a los empleados que protestaban entre otras cosas por cuestiones de discriminación laboral, abuso y malos tratos por parte de los directivos.

La empresa presionó a las autoridades locales de tal manera que hasta enviaron a elementos federales a intimidar a los huelguistas, involucrándose además la Procuraduría General de Justicia en un conflicto totalmente laboral

Los trabajadores exigían  un mejor salario, la restitución de su líder sindical en la empresa Jorge Gómez, así como el cambio de organización sindical nacional a una local.

Además de la cuestión de salarios, los obreros  se atrevieron a denunciar el mal trato que recibían por parte de los directivos y jefes de la empresa Posco, pero a pesar de exhibir una seria de anomalías al final no hubo autoridades que los respaldaran y desistieron de la huelga.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas