Conéctate con nosotros

Altamira Tamps.- Residentes de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, se manifestaron afuera de las instalaciones de la Policía Federal en Altamira, en contra de elementos de esta corporación acusándolos de corruptos y solicitando la destitución inmediata de estos oficiales.

Esto surge a consecuencia de los hechos que se registraron el pasado 14 de octubre, cuando el joven Gregorio Cruz Martínez, de 27 años, fue atropellado cuando intentaba cruzar el Libramiento Poniente, por el conductor de un auto compacto  perteneciente a la empresa Bustrain, sin embargo el oficial de la Policía Federal emitió un parte beneficiando al  chofer de la unidad y responsabilizando al joven. Por lo que la aseguradora se negó a apoyarlo en su ingreso al hospital, donde ha permanecido desde entonces en estado de coma.

Fue Néstor Troncoso González, representante de los manifestantes quien dio a conocer la inconformidad: “Estamos cansados, ya cansados, agotados de la corrupción de la policía federal  que únicamente andan haciendo negocio en las carreteras, el caso de la señora, su hijo lo atropellaron, a Goyo, ahí en el  libramiento  y por un parte informativo que emitió  el federal de caminos, haciendo culpable al peatón le quitaron el seguro al señor, ahorita él esa muy grave en el hospital y no tiene para gastos médicos, porque el seguro gracias al parte médico  que le dio el federal, retiró todo el apoyo, toda la ayuda”.

Mencionó el quejoso, que la persona que embistió con su vehículo al joven, en su momento fue detenido y trasladado al Ministerio Público por escasas dos horas, para posteriormente ser liberado, sin ni siquiera tomar en cuenta que Goyo, ha permanecido en estado de coma y en el área de terapia intensiva desde entonces.

Por su parte la madre de Gregorio Cruz Martínez, Hermelinda Martínez dijo el actuar de este oficial y en general de la corporación es una total injusticia, aprovechándose de que son una familia humilde, pues recién ocurrieron los hechos la aseguradora GNP de la unidad de la empresa Bustrain les entregó un pase médico para el Hospital Beneficencia Española, mismo que retiró al conocer el parte del oficial de la Policía Federal dos días después.

“Es una injusticia lo que hicieron, porque nosotros somos familia humilde y yo fui a dar al hospital porque me dieron un pase,  entonces  a los dos días me retiran todo  y pues yo no tengo solvencia para pagar”.

Dijo que el estado de salud  de su hijo es grave y con pocas esperanzas de vida y que actualmente debido a su condición delicada, no ha podido trasladarlo a otro nosocomio y actualmente la deuda asciende a 300 mil pesos, mencionó la afligida mujer que lo único que clama es justicia y la destitución de estos oficiales a quienes calificó de corruptos.

 

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas