Opinión

Municipios de México, base de la recaudación

Municipios de México, base de la recaudación

Poco se habla sobre las cuentas subnacionales en medio de la discusión de las Finanzas Públicas. Ante la crisis económica que está viviendo el mundo, es necesario un análisis de impacto sobre nuestra recaudación y distribución de la cuenta pública nacional, pero también de cómo se verán afectados los municipios de nuestro país.

Las tesorerías o Secretarías de Finanzas municipales son el núcleo de la organización política y administrativa de nuestra República Federal; fue Venustiano Carranza quien le otorgó  ciertas facultades para promover el Municipio Libre, con la idea clara de que la vida democrática del país residía en la organización municipal y por lo tanto, un verdadero federalismo era necesario para incentivar y promover el progreso material e intelectual.

Hoy en día, las finanzas públicas de México están comprometidas con mega proyectos, pensiones y además, afectadas por la reciente crisis del petróleo y del COVID-19. Atención aquí, existe una aversión al endeudamiento, pero nadie se pregunta ¿de dónde saldrán los recursos para cumplir con las obligaciones federales e incentivar el gasto público para que la recuperación económica sea, razonablemente, inmediata?

Mientras la federación hace malabares con el dinero y pasa tijera a las distintas dependencias así como a algunos fideicomisos, los diputados locales de algunas entidades federativas se han pronunciado para exigir que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorgue más recursos a los estados.

Del otro lado de la discusión, es decir desde el centralismo gubernamental hacendario, existe una fuerte crítica contra los municipios poniendo en duda la eficiencia local para recaudar impuestos propios tales como el predial. ¿será el Congreso de la Unión y los estrategas fiscalistas de la federación los que están equivocados?

Es un hecho que existe una dependencia de los recursos federales por parte de los gobernadores, es decir, si a la federación le va mal en sus ingresos o administra mal los recursos con los que cuenta, se podría asegurar que a los municipios les irá peor.  Pero en realidad esto no tendría por qué ser así considerando que la tesorería municipal cuenta con la libertad, al menos en papel, de manejar su patrimonio.

Es importante señalar que de acuerdo al artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el municipio es el responsable de los servicios públicos tales como el agua potable, alumbrado público, calles, rastros, etc. Un recorte presupuestario implica un recorte a su capacidad de proveer y cumplir con sus obligaciones. Es decir, si el municipio es financieramente inviable, el gran afectado será el ciudadano y el costo político lo absorberán las autoridades locales en turno.

El economista Carlos Isaí Moreno Martínez, de la Consultoría Nex-Alytics, refirió que existe una urgencia por crear espacios de discusión entre el sector académico, la autoridad local y federal, así como la ciudadanía para crear mecanismos que fortalezcan el federalismo fiscal.

Moreno Martínez, sostiene que es el momento de que el país camine hacia un federalismo real y empecemos a dejar atrás el centralismo que heredamos del porfiriato.

“El valor de una persona debería verse en lo que entrega y no en lo que es capaz de recibir”, dicen que la frase es de Albert Einstein.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Click y comenta

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Más en Opinión

Mujeres sexo fuerte

David Castellanos24 junio, 2020

Calladitos, más bonitos

David Castellanos23 junio, 2020

David Castellanos15 junio, 2020

Adiós al pequeño Dubai del Golfo

David Castellanos12 junio, 2020

VEA ESA coincidencia…

David Castellanos11 junio, 2020

Rescatemos al Presidente

David Castellanos10 junio, 2020

Libertad sin represión

David Castellanos8 junio, 2020

Magos del asfalto

David Castellanos5 junio, 2020

¡Va con todo el Tren Maya!

David Castellanos4 junio, 2020