Connect with us

Monclova, Coahuila.- Personal del Hospital del IMSS en Coahuila denunciaron que tres de los médicos que fueron confirmados con COVID-19 se encuentran en terapia intensiva en el Hospital General de Zona en Monclova.

Estas declaraciones desmienten a lo indicad por el jefe del Área de la Dirección de Prestaciones Médicas del IMSS, Eduardo Robles Pérez quien había indicado que todos los infectados se encuentran fuera de peligro.

La mañana del miércoles decenas de médicos, enfermeras y camilleros se manifestaron afuera del Hospital General de Zona exigiendo a las autoridades del IMSS den la cara y garanticen el abasto de insumos necesarios para hacer frente a la pandemia.

Los manifestantes indicaron que tras la muerte de su compañero el doctor Gualberto Reyes, intentaron ocultar el caso.

También denunciaron que no cuentan con ningún tipo de protección, no hay guantes, trajes especiales, mascarillas, cubrebocas y los que portan alguno de estos materiales los han comprado con sus propios medios ante el temor de contegiarse.

Indicaron también que muchos de los compañeros ya se ausentaron, muchos de ellos con síntomas de la enfermedad pero se niegan a practicarles las pruebas de COVID-19 indicándoles que no hay en existencia.

También indicaron que a pesar del brote en este hospital no se han implementado protocolos de contingencia dejándolos así en riesgo para los pacientes y para las familias de los propios trabajadores de salud.

El químico del IMSS Francisco Javier González Cisneros denunció que en el hospital no cuentan con equipo, que al denunciar los amenazaron con llevarles al ejército para que se apoderara del Seguro en lugar de atender las necesidades de seguridad básica para los médicos.

Dijo que hasta el momento en ese hospital hay cien médicos que ya no están trabajando debido a que presentan síntomas de COVID-19, solo hay aproximadamente 3 médicos en todo el hospital trabajando y todo, dijo, por no comprar el equipo apropiado a tiempo. “si se hubiera comprado el equipo apropiado no se hubiera muerto el doctor y no estuvieran otros internados ahorita en terapia”, denunció.

Los manifestantes han pedido que se les practiquen pruebas de COVID-19 pero los se les ha negado, además indicaron que los directivos los han obligado a subir a áreas de aislamiento sin el equipo de protección necesarios por lo que los responsabilizan de cualquier contagio.

info, foto: elsoldelalaguna

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nal / Int