Connect with us

¡Aleluya! Despertó la Cuarta Transformación. Entre la pandemia por Covid-19, nos encontramos con un alentador panorama en materia de seguridad nacional. México comenzó a presentar un escenario reductor en los índices delictivos correspondientes a la extorsión, homicidio, robo de automóviles y a casas habitación; desgraciadamente el feminicidio se convirtió en el cocol del nuevo régimen.

En materia de combate al feminicidio, la cifra correspondiente al mes de febrero de 2020 es inferior en 8.00 %, respecto a la diciembre 2018 que comenzó el Gobierno Federal; pero, la cifra es por mucho superior en un 24.32 por ciento respecto a enero de 2020.

Las entidades federativas menos competentes para el cuidado, protección y prevención de los ataques contra las mujeres son: el Estado de México, Veracruz, Puebla, Nuevo León, Ciudad de México, por cierto gobernado por una mujer; Baja California, Sinaloa, Morelos, San Luis Potosí, Jalisco y Guanajuato.

Pero según el reporte de seguridad nacional proporcionado por el Gobierno de México, la tasa por cada 100 mil habitantes de enero a febrero del presente año, posiciona como los Estados más inseguros para las mujeres a: Colima, Morelos, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Baja California, San Luis Potosí, Veracruz, Nayarit y Sonora.

Lo bueno para el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se refleja en las siguientes rubros en relación al combate contra el homicidio doloso. La cifra correspondiente al mes de febrero de 2020, es inferior en 4.36 por ciento respecto a diciembre de 2018, asimismo, la cifra es inferior en 1.88% para enero de 2020.

Pero eso no significa que deben relajarse las fuerzas policiacas locales y federales, pues se han reflejado 5 mil 585 homicidios dolosos en todo México, tan solo de enero a febrero 2020. Siendo Guanajuato, Michoacán, Estado de México, Chihuahua, Baja California, y Jalisco, las entidades que más problemas causan en perspectiva nacional.

Según el último informe de seguridad al 23 de marzo, en el apartado de homicidio doloso por regiones con mayor incidencia, por cada 100 mil habitantes: Manzanillo, Tijuana, Salamanca, Cd. Juárez, Irapuato, y Culiacán; son la muerte.

En materia de combate al secuestro, la cifra correspondiente al mes de febrero de 2020 es inferior en 45.35 por ciento, respecto a diciembre 2018. Asimismo, la cifra es completamente menor en 12.96% a enero del  2020, y sí, como usted podrá imaginar el Estado de México, ocupa el primer sitio a nivel nacional, seguido por  Veracruz, Morelos, Ciudad de México, Aguascalientes, Tabasco, Michoacán, Zacatecas, Sonora,  Oaxaca y Nuevo León. 

Pero según la tasa por cada 100 mil habitantes: Morelos, Aguascalientes, Tabasco, Zacatecas, Veracruz, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Michoacán, Sonora, Oaxaca y San Luis Potosí, las de mayor problemática en materia de secuestros.

¡Que irónico!, el estado de Tamaulipas, por muchos años en el tintero de entidades federativas con mayor problemática en materia de seguridad, hoy no figura; si hay que mencionar culpables como diría el exgobernador, Egidio Torre Cantú: “que se escuche fuerte, que se escuche claro”, uno de los culpables es el actual mandatario estatal Francisco Javier García Cabeza de Vaca, sí, y sin duda alguna el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes de una u otra manera se han sabido gritar y responder por el bien de sus respectivos proyectos políticos y lo mejor, por el bien de Tamaulipas.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión