Connect with us

Si el Súper Bowl, fuera en México diríamos que la vestimenta completamente roja de Shaikra y sus bailarines, fueron un flashazo del quehacer político a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que representó el ex presidente Enrique Peña Nieto. Pero la gran fiesta deportiva fue en los Estados Unidos, país en el que se vive un acalorado clima electoral donde Donald Trump, busca la reelección.

Sin tener los argumentos pertinentes, podríamos aventurarnos a decir que quienes tuvieron la tarea de dirigir el show del medio tiempo en el Supertazón 2020, ejecutaron un perfecto ejercicio proselitista a favor del Partido Republicano, instituto gubernamental al que pertenece Donald Trump, y que se representa con el rojo, el color predominante a favor de la facción republicana.

El Super Bowl LIV, celebrado en Florida, uno de los estados con mayor presencia de ciudadanos de ascendencia latinoamericana y con un show dominado por artistas latinas como Shakira y Jennifer López, sirvió precisamente como marco perfecto para el presidente estadounidense que lanzó un spot en el que publicitó sus logros económicos, el desempleo durante su gobierno que según esta en el índice más bajo y la protección a los desamparados, “Lo mejor esta por venir”, dijo Donald Trump al medio tiempo en el único deporte donde el climax se vive a la mitad y nadie se pone de pie para ir al baño.

Finalmente, ganaron los Jefes de Kansas City, del Estado de Missouri., donde su lema “EL bienestar del pueblo será la ley suprema”, y su gobernador Mike Parson, son republicanos, una entidad norteamericana que fue clave para el triunfo presidencial de Trump, cuando le ganó a Hillary Clinton.

Por cierto la fiesta del Supertazón que se vio en todo el mundo se desarrolló en Florida, considerado como la corona de los Estados “indecisos”, uno de los más deseados por los candidatos presidenciales ya que representa un reforzamiento en el camino a la Casa Blanca, y en la elección pasada fue ganado por el actual presidente gringo. 

Si continuamos con la politización del Super Bowl, perdieron los 49´s de San Francisco, del alcalde London Breed, que juega en el mismo equipo del gobernador de California, Gavin Newsom, ambos del partido opositor a Donald Trump, el gran ganador del súper domingo 02-02-2020

Quizás el Super Bowl fue el presagio electoral más caro y visto del mundo.

davidcastellanost@hotmail.com

@dect1608 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión