Connect with us

La judoca brasileña Rafaela Silva, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, podría quedar fuera de Tokio 2020 en caso de que no consiga revertir la suspensión por dos años que le fue impuesta esta semana por dopaje en los Juegos Panamericanos de Lima.

Tanto la atleta como la Confederación Brasileña de Judo confirmaron este sábado que fueron informados de la sanción por la Federación Internacional de Judo pero que presentarán recursos ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para intentar garantizar que la campeona olímpica pueda estar en los próximos Juegos Olímpicos.

Silva, que dio positivo en una prueba de dopaje a la que fue sometida en agosto pasado cuando disputaba los Juegos Panamericanos de Lima 2019, ya contrató un nuevo abogado, Marcelo Franklin, la principal referencia en este tipo de casos en Brasil, para que la represente en el recurso ante el TAS.

La Confederación Brasileña de Judo dijo en un comunicado que está atenta a los próximos pasos “del proceso legal referente al caso de dopaje” y que “confía en que la Justicia prevalecerá” en este caso.

Silva acudió a una audiencia ante la Federación Internacional de Judo el 15 de enero pasado para presentar su defensa y fue informada el pasado jueves, sólo dos semanas después, de que el organismo había decidido sancionarla por dopaje, lo que representaría una suspensión automática de dos años que la dejaría por fuera de Tokio 2020.

Tras dar positivo en Lima, la Organización Panamericana de Deportes la despojó de la medalla de oro que conquistó en los Panamericanos del año pasado en la categoría ligera (menos de 57 kilos).
Su prueba de dopaje dio positivo para fenoterol, una sustancia prohibida por tener efecto broncodilatador pero que está presente en varias medicinas para el tratamiento de enfermedades respiratorias.

En su defensa, Silva alegó que nunca usó medicinas con esa sustancia pero que pudo haberse contaminado debido al contacto con su sobrina, de siete meses, que cuidó poco antes de viajar a Lima y que recibe un tratamiento contra el asma.

La brasileña fue informada de que su prueba en Lima había dado positivo poco después de conquistar una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Japón en agosto pasado. Tras la competición en Japón la atleta fue sometida a un nuevo examen de dopaje que dio negativo.

Además del oro en los Olímpicos de Río, Silva tiene el título mundial de 2013 y tres platas y dos bronces en Campeonatos Mundiales. Su primer oro panamericano, conquistado en Lima, le fue retirado por el positivo en la prueba de dopaje.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes