Connect with us

Ciudad de México.- A un año de la terrible tragedia del municipio de Tlahuelilpan, en donde por huachioleo murieron 137 personas, por la explosión de un ducto de gasolina, se informó que loas actos de robo de combustible no han parado, siendo el estado de Hidalgo en donde se presentan más casos.

Este fin de semana se informó sobre los apoyos otorgados a todos los afectados por la explosión ocurrida hace un año, detallándose que el estado de Hidalgo concentró 57 de las 98 tomas clandestinas halladas entre el 10 y el 16 de enero de este año.

De acuerdo a datos de la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Petróleos Mexicanos, durante 2019, después de la tragedia, en Tlahuelilpan las tomas clandestinas aumentaron en más de mil por ciento.

Entre enero y septiembre de 2018 se detectaron 14 tomas clandestinas en ese lugar, mientras que en el mismo periodo del año siguiente se contaron 161.

Mientras que se informa sobre los apoyos otorgados, residentes de ese poblado refieren que la economía no avanza al perderse la gran mayoría de los adultos que realizaban una actividad laboral.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Nal / Int