Connect with us

Se presume que la idea de clasificar a los narcotraficantes mexicanos como “terroristas”, nació en los Estados Unidos, como una estrategia reelectoral del presidente Donald Trump; lo malo es que ya se comenzó a utilizar el término “narcoterrorismo” en nuestro país, aun y cuando los cárteles de la droga, no buscan derrocar al gobierno, sino todo lo contrario, casi, casi son uno mismo, políticos y narcos.

Quizás para bien de los mexicanos, el Departamento de Estado, de los Estados Unidos, publicó en septiembre pasado que no existe una evidencia creíble que indique que los terroristas internacionales hayan estrechado lazos operativos con los cárteles de la droga en México, tampoco que hayan utilizado nuestro territorio como trampolín para sembrar en Norteamérica agentes enemigos al Gobierno gringo, sin embargo, luego de lo acontecido con la familia Lebaron, y más recientemente en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, en Tamaulipas; la derecha mexicana, comenzó a nombrar las situaciones de violencia como actos de “narcoterrorismo”, un término bastante fuerte.

Es cierto que no podemos negar que México lleva más de una década con una guerra de bajo perfil, desatada por el ex presidente panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, pero ni el PRI de Enrique Peña Nieto, y menos la izquierda transformadora del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, han podido disminuir la embestida de los criminales, los violentos, como los nombra el gobernador del estado mexicano de Tamaulipas, entidad colindante con Estados Unidos.

Prácticamente se cumplió una semana de que las Fuerzas Federales y corporaciones policiacas de Tamaulipas, se enfrentan a diario con uno de tantos cárteles de la droga que operan en México, los constantes ataques, bloqueos, y escenas de guerra en Nuevo Laredo, obligaron al mandatario tamaulipeco, volver a exigir al Gobierno Federal, hacer uso de toda la  fuerza del Estado Mexicano, dejar de señalar a los empresarios, medios de comunicación y sectores productivos como enemigos de la Cuarta Transformación, sino a “los violentos”, que recientemente, según Cabeza de Vaca, han comenzado a comportarse como terroristas.

“Voy a seguir respaldando todas las acciones que lleven a cabo nuestras Fuerzas Armadas, mismas que les repito, que han hecho un extraordinario trabajo aquí en Tamaulipas, no por algo se han reducido los índices de inseguridad. Hay situaciones que se han generado de violencia, como se han suscitado aquí… y aquí no vamos a tapar el sol con un dedo; es el comportamiento de criminales que quieren de alguna manera provocar el caos, el pánico, la inseguridad a través de actos de violencia, sobre todo promoviendo el miedo y el terror, su comportamiento es un comportamiento de narcoterrorismo. Es un tema muy delicado que se está viendo y se tiene que actuar en consecuencia; esa es la actitud que estará asumiendo el Gobierno del Estado, actuando con toda firmeza, y con toda determinación para asegurarnos poder pacificar no solamente a Nuevo Laredo, sino cualquier acción que lleve a cabo cualquier grupo criminal”, dijo determinante Francisco Javier García Cabeza de Vaca, luego de presenciar y encabezar en ese mismo municipio norteño de México, el desfile conmemorativo al 109 aniversario de la Revolución Mexicana.

Ha quedado claro en las conferencias matutinas del presidente López Obrador, que existe una coordinación estrecha entre la federación y el mandatario estatal, han combatido el robo de combustible, han fortalecido estrategias de seguridad para el paso de migrantes, han sido partícipes de giras de trabajo en donde se les ve muy sonrientes y amigables, pero también es cierto que Tamaulipas, ocupa cerrar filas para restablecer la paz por la que luchan Cabeza de Vaca, Andrés López y todos los tamaulipecos… ojalá alcance el tiempo antes de que se vuelva a descomponer lo que hoy es “la sorpresa de México”

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión