Connect with us

David Ed Castellanos Terán
@dect1608

La Austeridad Republicana del Gobierno Federal que no termina de entenderse en diversos sectores del país, insiste en mantener desactivados botones de funcionalidad económica como ProMéxico; sin embargo, la CANACINTRA refiere que con el cierre de este fideicomiso que promovía el comercio y la inversión internacional, dejó de crecer el país.

José Vega López, Vicepresidente Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), titubeante dice que confían en el presidente Andrés Manuel López Obrador, y yo le creo, pero insisten en que se reactive ProMéxico, ya que era de mucha ayuda y beneficio para las micro, pequeñas y medianas empresas, pues luego de la decisión determinante y sorda, apegada a la Austeridad Republicana, han dejado de tener esa conectividad empresarial con el mundo exterior; las puertas de Europa, Asia y Sudamérica, principalmente, se les están cerrando a los negocios mexicanos, pues la desactivación de los ya bien identificados representantes de ProMéxico, frenó por completo el crecimiento económico. Los quejosos de saco y corbata refieren que su dinamismo económico con otros países se había convertido en una fortaleza monetaria en busca del bienestar de nuestra nación,  gracias a que ProMéxico, literal, les abrió los ojos y aduanas a los productores mexicanos.

Quizás las declaraciones del Vicepresidente de CANACINTRA, externadas en la ciudad de Tampico, Tamaulipas, son la respuesta a lo expresado hace poco más de 15 días por Martha Delgado Peralta, subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien declaró que ProMéxico era un programa sin rumbo, con un presupuesto de mil 500 millones de pesos, y que no respondía a un plan estratégico ni tenía un desempeño tan eficiente como se esperaría.

¿A quien creerle? El Gobierno Federal, dice que no servía de nada; mientras los que se encargan de generar empleos, explican algo completamente distinto, y son ellos los que reclaman ahora la falta de contacto económico para exportar sus producciones. Los empresarios son los que están viendo bajar su rendimiento, mientras a la federación solo le resta enamorar como si estuviera en campaña diciendo que el Servicio Exterior Mexicano puede ser más competitivo que ProMéxico.

Mientras tanto, la economía no levanta según las expectativas, y los de la CANACINTRA, como muchos otros organismos camarales, y empresariales no pueden generar empleos por más que los necesite el país, al contrario en los últimos meses ni siquiera se han generado los que se venían dando en años anteriores… algo así como vamos ‘pa tras’.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión