Connect with us

Ciudad de México.- El artista plástico Francisco Toledo murió ayer a los 79 años de edad, dejando una gran marca en el área de la cultura e incluso en la filantropía.

Originario de Juchitán, Oaxaca, Francisco Toledo es considerado uno de los mayores artistas de México con un amplio reconocimiento internacional.

Muy joven ingresó al Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes en la Ciudad de México y pronto destacó de entre los demás.

En 1960, con solo 20 años y con gran reconocimiento, viajó a París para aprender y profundizar en nuevas técnicas que le ayudarían a convertirse en una referencia mexicana en el ámbito a nivel internacional.

Nunca quiso que lo catalogaran en una corriente en especial y se decía un artista autónomo, aunque se le relacionaba con la Generación de la Ruputura.

Sus obras se exponen en los Museos de Arte Moderno de México, París, Nueva York y Filadelfia, además en la New York Public Library, la Tate Gallery de Londres y la Kunstnaneshus de Oslo.

Desde la redacción.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in CYEN