Conéctate con nosotros

@dect1608

El Día Internacional de Limpieza de Costas y cuerpos de agua que impulsa Oceans Conservancy, se empalmó con las fiestas patrias, especialmente con la celebración del Grito de Independencia, aun con lo anterior, afortunadamente sigue siendo el movimiento voluntario más grande del mundo con la participación diaria estimada de 10 millones de personas, en alrededor de 150 países donde se recolectan hasta 145 millones de kilos de basura.

Como parte de esa actividad Oceans Conservancy a través de su coordinadora internacional en México, Alejandra López Sánchez, tuvo la oportunidad de sumar esfuerzos con grupos de voluntarios de la Riviera Maya y  Delphinus, así como la periodista Paola Rojas Hinojosa, una de las más influyentes de los noticiarios mexicanos, pudieron realizar labores de limpieza en la reserva natural protegida Isla Contoy, situada a unos 30 kilómetros al norte de Isla Mujeres, paraíso donde se juntan las aguas del Mar Caribe y del Golfo de México, llegar ahí es toda una travesía única y maravillosa, por lo transparente del agua y las especies acuáticas que pueden apreciarse desde las embarcaciones, según compartió López Sánchez, quien además preside la Comisión de Ecología en el Ayuntamiento de Tampico, al sur de Tamaulipas, siendo ella un prospecto fuerte en la política local para impulsar nuevos proyectos en beneficio del medio ambiente.

La limpieza focalizada de la reserva natural Isla Contoy, se definió debido a que es un lugar de anidación para más de 150 especies de aves marinas, igual llegan a esa zona tres especies de tortugas, y la expedición, subrayó, no pudo ser posible sin Delphinus quien entregó toda su voluntad y esfuerzo al movimiento mundial que desde hace más de tres décadas promueve Oceans Conservancy, organización que promueve el interés de la preservación del medio ambiente sin fines de lucro, saben que la contaminación no tiene fronteras y el trabajo realizado en uno u otro cuerpo de agua es el saneamiento del planeta en lo general.

Por eso, bajo el único interés de seguir conservando el planeta, Alejandra López Sánchez, la Asociación Mexicana de Hoteles del Sur de Tamaulipas, representada por Iñigo Fernández y Olga Díaz Ordaz, presidenta de la fundación Chalchi, con sede en Veracruz; acaban de entregar a la Junta de coordinación política del Congreso de Tamaulipas, una iniciativa ciudadana exhortando a los legisladores hacer lo pertinente para tratar de disminuir hasta la extinción el uso de popotes, artículos de poliestireno (unicel), y bolsas de plástico en los supermercados; dicha iniciativa tuvo una participación especial del Gobierno de Veracruz, estado vecino de Tamaulipas, en donde ya se modificó la ley del manejo de residuos, para la desaparición paulatina de estos artículos, dando la oportunidad a los productores de experimentar con otros materiales biodegradables.

El documento entregado al Congreso tamaulipeco a través de estas tres organizaciones no gubernamentales, es bastante amplio, incluso promueve algunos artículos transitorios para su adecuación, pero algo por demás valioso ha sido el trabajo verdaderamente coordinado que se anexó a la proyección ya realizada por Veracruz para que sea estudiada y regionalizada por los congresistas de Tamaulipas.

La contaminación no tiene fronteras, la basura no conoce de límites y por más pequeña que parezca, se convierte en arma letal para un pez, ave, o ser vivo que por diminuto que sea tiene su función esencial, especial y vital en el ecosistema a tal grado que sin ellos, no podríamos vivir.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión