Conéctate con nosotros

Altamira, Tamaulipas.- En Altamira las autoridades, recomendaron a las reclusas del Centro de Ejecuciones de Sanciones, evitar embarazarse, ya que las condiciones en que viven los pequeños los primeros años encerrado,  pueden causarles afectaciones psicológicas

Karla  María Mar Loredo, Directora de Atención a la Mujer, señaló que las internas están en su derecho de procrear sin embargo el entorno en el que se encuentran no es el idóneo para la crianza de un niño.

Dijo que los 9  menores que están actualmente en el penal, viven en constante peligro por la situación de riñas y enfrentamientos que pueden llegar a registrarse, por ello la recomendación de evitar un embarazo.

Detalló que  través de pláticas que se llevan a cabo  con las mujeres  recluidas en el penal, se les invita a hacer conciencia de que  los pequeños encerrados, sin convivir con otros menores, o con el resto de su familia puede provocar consecuencias psicológicas a los menores, además de que no es una buena calidad de vida y los puede llegar a marcar emocionalmente.

«Se les hace la invitación a hacer conciencia de que un niño que nace dentro de un Centro no va tener igual calidad de vida, que uno que estuviera afuera por las condiciones en las que está».

Explicó que cuando una mujer da a luz en el Cedes se le permite tener al menos hasta los tres años, posteriormente tiene que entregarlo a un familiar.

Mar Loredo expuso que tanto a los menores como a las madres se les otorga tratamiento psicológico pues el momento de la separación es difícil,  además de que continúan los familiares llevándolos al penal a visitarlas y sometiéndolos a rigurosas medidas de revisión y seguridad, por eso la recomendación para las internas fue tener una sexualidad responsable y evitar embarazos.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas