Conéctate con nosotros

@dect1608
Se termina el sexenio de Enrique Peña Nieto, todos quisiéramos que hubiera sido mejor; sin embargo, hay regiones del país que lo recriminan y otras le aplauden. La percepción de unidad entre SEDENA y SEMAR, es mejor a la del Calderonismo, ante los resultados generalizados, siguen pendiente.

La SEDENA defendió un Peñismo en el que terminó siendo acusada y responsabilizada de extremos abusos y violaciones a los Derechos Humanos; por su parte la SEMAR, navegó en un mandato en el que al final terminó siendo señalada de exterminar a civiles inocentes y desapariciones forzadas. Pero casi nadie externa los buenos resultados obtenidos ni su disposición para defender municipios, incluso donde ser narco es casi un orgullo.

Por ejemplo, en Tamaulipas, las Fuerzas Federales han sido fuertemente señaladas, existen voces que se levantaron contra la SEDENA y SEMAR, aunque la mayoría de los tamaulipecos expresan un agradecimiento, al grado que al menos el 99 por ciento de los ciudadanos coinciden con el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien reiteró todo su apoyo a la Marina Armada de México, institución a la que en gran medida se le debe la tranquilidad de casi toda la entidad.

Cabeza de Vaca, aprovechó la celebración del 101 aniversario del día de la Marina para cuadrarse ante el Almirante Secretario de Marina Armada de México, Vidal Francisco Soberón Sanz; ambos acompañaron a Enrique Peña Nieto, presidente de todos y cada uno de los mexicanos a la ceremonia que se realizó en Tampico; fue el último acto de Enrique en su papel de comandante supremo de las fuerzas armadas, por lo menos en esta zona; también estuvo Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Defensa Nacional.

Fue una celebración con discursos y posturas que se agradecen. Primero tocó el turno a Vidal Francisco, entre líneas justificó el uso de fuerza desmedida implementada en algunos de sus operativos, pero nunca defendió nada que estuviera fuera de la ley, pues siempre actúan anteponiendo la constitución en sus labores.

“De tal manera que cada una de nuestras acciones exige resultados inmediatos y contundentes; requiere conductas íntegras y honestas; demanda decisiones claras y conscientes”, externó Vidal Francisco Soberón en su discurso ante la sociedad tamaulipeca, que le agradece una vida más tranquila en la mayoría de los municipios.

Pero fue entonces el gobernador Cabeza de Vaca quien se lanzó fuerte contra quienes intentan desprestigiar la imagen de las Fuerzas Federales, especialmente, en defensa de la Secretaría de Marina, y de paso, exigió al presidente Enrique Peña Nieto no soltar Tamaulipas y reiteró ser su principal aliado para seguir moviendo a México.

«Los tamaulipecos somos aliados de México y del gobierno que usted representa. Necesitamos no sólo continuar con su valioso apoyo, sino reforzarlo para seguir enfrentando los retos del complejo fenómeno de la inseguridad», dijo Cabeza de Vaca, el mandatario estatal panista que se entiende a la perfección con Peña Nieto.
A menos de un mes de las elecciones, y (sin importar quien vaya a ganar ja ja ja), Enrique, el presidente de este gran país no sólo recalcó a Cabeza de Vaca y a los tamaulipecos que siempre han tenido el apoyo de la federación y su gobierno, lo cual seguirá en lo que resta de su sexenio, seguirá velando por las familias de los tamaulipecos y de todos los mexicanos.

“Nuevamente quiero reiterar la invariable y plena disposición, y voluntad que hay del Gobierno de la República para apoyar los esfuerzos del gobierno estatal y las autoridades locales, para que de manera coordinada sigamos trabajando en favor de las familias tamaulipecas y aseguremos condiciones de seguridad, de paz para todas ellas. Tamaulipas requiere que los tres órdenes de gobierno redoblemos esfuerzos en el combate a la delincuencia organizada y estoy convencido de que con mayor coordinación podremos obtener cada vez mayores resultados”, sentenció Enrique Peña Nieto, durante su discurso.

Peña Nieto, sabía perfectamente que estaba en una de las entidades más peligrosas, pero también estaba muy consciente de que los tamaulipecos hoy tienen una vida menos riesgosa en comparación con los dos últimos sexenios; Enrique Peña Nieto, sabía dónde estaba parado y sabía perfectamente de quien estaba acompañado.

davidcastellanost@hotmail.com

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión