Conéctate con nosotros

Altamira Tamps.- El 40 por ciento del hato ganadero en Altamira ha tenido que ser  rematado,  la sequía y la falta de pastos han provocado  graves estragos en los animales.

José Enríquez Reyes, dirigente de la Confederación Nacional Campesina dijo que los ganaderos  del municipio están viviendo una crisis, ya que no les ha quedado otra alternativa más que deshacerse de sus reses a muy bajo costo, pero lo prefieren antes de que estas  finalmente mueran sin representarles alguna ganancia.

«Mucha gente está vendiendo el ganado, porque se les bajo de peso, no hay pasto y tienen que vender para poder comprar a los demás animales, poder comprar pasto y esa ya no es ganancia»

Dijo que se prevé que la situación no mejore para el resto del año, por lo que esperan que las autoridades puedan crear un programa de apoyo para el sector ganadero.

«Ojalá y haya un proyecto de pasto para apoyo de los ganaderos, esperamos que más adelante haya un proyecto donde se pueda beneficiar a todos los ganaderos»

Reconoció que el malbaratar el ganado es para los productores un duro golpe,  ya que con gran esfuerzo pese a muchas situaciones como el robo de ganado y la inseguridad, han tratado de salir adelante.

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Sur de Tamaulipas