Conéctate con nosotros

Altamira, Tamaulipas.- De manera provisional, el  Ayuntamiento de Altamira en coordinación con el ITIFE,  instalaron salones prefabricados en la escuela Amado Nervo ubicada en la pedrera, donde poco más de 100 estudiantes tomaban clases al intemperie debido al deterioro que presenta la losa  y paredes de sus salones de clase.

El titular del Centro Regional de Desarrollo Educativo, Arturo Esparza Parra, dijo que esto es solo mientras  se llevan a cabo los trabajos de rehabilitación correspondientes.

Luego de las lluvias registradas el pasado mes de septiembre, la infraestructura de la institución escolar resultó dañada, por lo que personal de Protección Civil municipal procedió a clausurar tres aulas a fin de evitar riesgos para los estudiantes.

“Se instaron creo que tres aulas y se están buscando todavía las aulas móviles”, dijo Arturo Esparza al señalar que la intención es que no haya niños tomando las clases en el patio y que todos estén reordenados en los grupos y en los salones.

Agregó que estiman iniciar con los trabajos de reconstrucción en un periodo de 30 días, mientras tanto los alumnos utilizarán  provisionalmente estas aulas de madera que fueron instaladas durante el fin de semana.

 

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Sur de Tamaulipas