Conéctate con nosotros

El pasado mes de abril de 2017 la policia Federal de Brasil recuperó casi 1.5 millones de dólares luego de que una banda de crimínales logró un fuerte golpe a la empresa española de seguridad privada «Prosegur» con sede en la Ciudad del Este; Paraguay. Esto fue considerado como «el robo del siglo».

En la información a la que se puede tener acceso en la web, se describe que derivado de un operativo de búsqueda la policia brasileña mato al menos tres personas y diez más fueron detenidas. Además de armas, explosivos, embarcaciones y unidades motrices se recuperaron  tres sacos con un millón 476 mil 916 dólares.

De acuerdo con las mismas notas periodísticas. En primera instancia se informó que los asaltantes se habían llevado hasta 40 millones de dólares, pero finalmente Prosegur aclaró que el botín «no supera los ocho millones de dólares».

La Ciudad del Este, Paraguay; colinda con Brasil por lo que los asaltantes de inmediato fueron buscados en el país amazónico resultando correcta la lectura de los investigadores.

Finalmente el «robo del siglo» le fue atribuido a la banda brasileña, Primer Comando Capital (PCC), organización criminal dirigida desde las cárceles en el estado de Sao Paulo y es considerado el mayor grupo criminal del país. Acá en México este tipo de organizaciones delictivas en muchos de los casos también son controladas desde los centros penitenciarios pero se les llama cárteles -así a secas para evitar líos- no crea que es por miedo, es por mera precaución ¿¡Ño!?

Sin que se le relacione con ningún grupo criminal -por lo menos hasta ahora y como diría Luis Enrique «yo no sé mañana»- el panista Luis Alonso Mejia García, escribió su nombre en las páginas de la historia negra de Tamaulipas al convertirse en el primer jefe de la Oficina Fiscal en Tampico al que le roban los valores recaudados.

Resulta que en un hecho por demás sorpresivo Luis Alonso, conocido entre sus amigos y la sociedad tampiqueña como «Loncho» Mejia, autorizó que el pasado viernes 20 de octubre se resguardarán durante todo el fin de semana cerca del millón de pesos entre dinero en efectivo, cheques y tarjetas de crédito; esto según sus propias declaraciones.

Los valores fueron separados en dos cajas fuertes que se encuentran en la misma Oficina Fiscal dependiente de la Secretaria de Finanzas del Gobierno de Tamaulipas, pero la sorpresa se la llevó el buen «Loncho» cuando este lunes al llegar los trabajadores que ingresan  antes que él a laborar, le informaron que las dos bóvedas habían sido violadas con esmeriladoras y de ellas se llevaron todo- todo- todito, siendo este el primer robo en la historia de Tamaulipas a la Oficina Fiscal con sede en Tampico. Ni en los más de 80 años de corrupción priista se había suscitado un hecho similar, Loncho, ya es historia.

La noticia causó infinidad de comentarios, algunos positivos que fueron los menos y otros muchos más negativos contra este tamaulipeco que ya fue diputado local y según algunas anécdotas que cuentan sus allegados, cuando vivía en Ciudad Victoria, la oposición es decir el PRI, le mandaba maletines repletos de dinero que nunca fueron aceptados por el panista, ¡pero claro! Don Loncho, no es ningún improvisado y sabe a la perfección que una taza de café no se toma con cualquiera.

Lo que si me parece una mala jugada del destino es que a Luis Alonso Mejia García, le roban de todo, desde una camioneta en una plaza comercial, sus empleados domésticos tal parece que también abusan de su confianza e incluso se han convertido en los principales sospechosos de uno que otro robo simple, y ahora los amantes de lo ajeno en Tampico se llevaron lo que nunca de una Oficina Fiscal. Todo le roban a Loncho, siempre le roban.

Ya para no seguir más con el tema, Luis Alonso Mejia con menos de un año en el cargo como titular de la Fiscal en Tampico, y a sabiendas de que no tiene cámaras de seguridad ni adentro, ni afuera de la oficina; consciente de que la puerta trasera por donde ingresaron presuntamente los ladrones solo estaba asegurada con un diminuto candado y que dejar casi un millón de pesos durante sábado y domingo era demasiado riesgoso; no titubeó al cuestionar como es que el personal de la Policia Auxiliar que se encuentra dos pisos arriba de su despacho, no escuchó nada. A que mi don Loncho, porqué mejor no cuestionó al Secretario de Seguridad Publica sobre las deficiencias de la Policia Estatal Acreditable en la Zona Metropolitana del Sur de Tamaulipas en lugar de querer meter en el redil al jefe de la Auxiliar, o ya de pasadita, porqué no se pregunta cómo es que las autoridades de Protección Civil, no le clausuran la cafetería que es de su propiedad pues por más que me esforcé no recuerdo que tenga salidas de emergencia.

¿Será Luis Alonso, alias «Loncho» Mejia García el principal sospechoso y este hecho el motivo perfecto para que se refuerce la video vigilancia en el centro de la Ciudad de Tampico?

No me crea pero urgen cámaras de seguridad en la Ciudad y unas torres de seguridad no le caerían mal.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión