Connect with us

@dect1608

¿¡Cuánto va a que no lo cancelan?! Mientras en otras entidades de la República Mexicana, Alfredo Ríos “El Komander”, recibe el veto de los gobierno locales. En el Tamaulipas que se desangra, ofrecerá un concierto este fin de semana que no será cancelado porque, él mismo confirmó su presentación. Decenas de muertos en la frontera tamaulipeca, levantones y secuestros a empresarios del sur y familias exterminadas en la capital del Estado, es el padecer de los tamaulipecos.

Sepa usted Almirante Secretario de Marina Armada de México, Vidal Francisco Soberón Sanz, que al tiempo de que saliera de la Comandancia de la Primera Zona Naval, el ahora Almirante Fernando Arturo Castañón Zamacona, el Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT) se convirtió en un mero desfile de camaradería y días de café. En aquel año de 2014, el GCT, justificó la cancelación del concierto del “Komander” debido al clima de inseguridad y accionó los recursos necesarios, utilizando los lineamientos de protección social, para evitar la presentación del cantautor. Actualmente el Grupo de Coordinación, no tiene rumbo, orientación y autoridad; esto de acuerdo a especialistas en seguridad y voces empresariales del sur de la entidad.

Se critica al Komander, porque de acuerdo al Código Penal del Estado de Tamaulipas, el músico incurre en la Apología del Delito, sin embargo se estará presentando este próximo 25 de febrero en el Estadio Tamaulipas, ubicado en la zona costa sur de la entidad, cuando en otras regiones de México, han sido canceladas sus presentaciones como en Culiacán, Los Mochis, Puebla, Querétaro, Morelos, Estado de México, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Campeche y Guerrero, por citar solo algunos; el motivo, sencillamente porque muchas de sus canciones exaltan la violencia y el narcotráfico.

Que quede claro que la culpa no es del cantante, ni de sus promotores; tampoco estamos en contra del músico, ni de los empresarios; pero Tamaulipas, pudiera ser como el enfermo que apenas está saliendo y curándose de algún padecimiento, es como el paciente que fue dado de alta de cierto sufrimiento, pero no tiene que hacer esfuerzo de ningún tipo, tampoco tiene autorizado exponerse porque simple y sencillamente no está en condiciones de decir siquiera que es lo que debe consumir.

En otras palabras como diría mi ex jefe, Nacho Morales, en lugar de mejorar….  ¡vas pa atrás!

davidcastellanost@hotmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión