Conéctate con nosotros

@dect1608

“No obstante que me conduje con apego a la ley, aceptó y reconozco que cometí un error. Este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza de la sociedad. En carne propia sentí la indignación de los mexicanos, por eso, con toda humildad, les pido perdón”- así fue como llegó el perdón del presidente, Enrique Peña Nieto para con los mexicanos; disculpa que algunos aceptaron, otros ignoraron e incluso generó otro descontento entre la sociedad. Más vale tarde que nunca, dirían los peñistas.

Y para descontentos se pinta sola la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que recién anunció un aumento a sus tarifas y de rebote afecta a los mexicanos de todos las clases sociales, obvio los poderosos, no sentirán el dolor en su bolsillo y los que si logren sentir un golpe leve a su economía, seguramente tendrán sus negocios para desquitarse con sus clientes, algo así como un efecto domino, que repercutirá en todos los mexicanos, siendo los de abajo los más afectados.

En ese sentido, la carretera Tampico- Valles que une la huasteca tamaulipeca y potosina, fue bloqueada este lunes por residentes del poblado “El Moralillo” en el municipio olvidado de Panuco, al norte de Veracruz. Los manifestantes se plantaron sobre la vía federal a la altura del Club de Yates de Tampico -pero situado en el territorio veracruzano- y caminaron  hasta el puente que lleva el mismo nombre de la comunidad y separa a Veracruz con Tamaulipas por el lado oeste de la entidad tamaulipeca; allí se plantaron de manera definitiva causando un tráfico vehicular, que afectó principalmente a las unidades de carga y transporte de pasajeros que viajaban de Tampico con destino a San Lui Potosí, cetro y pacifico mexicano.

Los vecinos de El Moralillo, reclamaron que desde el jueves pasado, la CFE, les suspendió el suministro de energía eléctrica, situación por demás recurrente sin que el gobernador en turno, Javier Duarte, ni los caciques, Ricardo García Guzmán, ex alcalde y actual contralor del gobierno de Veracruz y el actual edil panúquense, su hijo Ricardo García Escalante, quienes de los tres no se hace uno para defender a sus representados ante las deficiencias de la Comisión Federal de Electricidad.

El sufrimiento por las altas temperaturas, por las pérdidas económicas a cuesta de sus comestibles que se echan a perder y las condiciones de inseguridad que se generan en este sector del marginado norte de Veracruz, rebasaron la calma de los panuquenses que hoy solamente bloquearon por un momento la carretera Tampico- Valles, pero amenazaron con volver y plantarse de manera permanente para que luego los gobernantes no anden pidiendo perdón.

 

davidcastellanost@hotmail.com

 

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Opinión

  • Ya sabíamos que nos estaban robando

    Se licitó en el sexenio de Enrique Peña Nieto y comenzó su edificación cimentada...

  • Huesitos

    En el territorio bajo control de la columna armada “Pedro J. Méndez”, se detectó...

  • Mentiras piadosas

    Los grupos políticos opositores al cabecismo, dictan que la Fiscalía General de Justicia del...

  • Paco Love

    David Ed Castellanos Terán@dect1608 Que irónico. El próximo mes de septiembre cumple 32 años...