Conéctate con nosotros

Nuevo Laredo Tamps.- El Obispo de Nuevo Laredo, Enrique Sánchez Martínez, mencionó en entrevista, que realiza una visita mensual a los penales de esta frontera para hacer oración con internas e internos y entregarles artículos en donación.

El líder católico se rehusó a hablar de las condiciones en las que se encuentran los reos. Se limitó a decir que su forma de ayudar es escuchar sus lamentos y celebrar la eucaristía: ”lo único que podemos hacer es escuchar sus problemas y darles esperanza espiritual”.

Sánchez Martínez, mencionó que también trabaja con migrantes, y en relación a la observación que hizo cuando recién asumió su cargo como Obispo en Nuevo Laredo, sobre trabajar con las y los adolescentes del poniente dijo: ”no tenemos un diagnóstico, aunque sí había uno, pero se debe estar actualizando. Desde hace muchos años hay religiosas trabajando allá”. Y señaló, que es innegable que las familias del poniente se enfrentan a muchos problemas.

Respecto a las manifestaciones que se dan en varios estados dijo: ”¿cuáles manifestaciones?, no sé de qué me habla”. Al precisar la de la CNTE en Oaxaca respondió: ”Los derechos humanos es un tema que deben atender los gobernadores, se dice que son por el hartazgo social, yo no sé si sea por eso, pero indica que algo no se está haciendo bien.

En cuanto a la baja de seguidores que registra la iglesia católica mencionó: ”De acuerdo al INEGI, las estadísticas de 2010 decían que estamos por debajo de la media nacional”. Y argumentó, que es por diversos motivos:  ”es por el relativismo de la vida, por el relativismo moral donde todo es permitido, puede ser por nuestro poco interés, a lo mejor no hemos atendido bien a nuestra gente”.

Y concluyó diciendo que la llegada de nuevas sectas y religiones es lo que también ha provocado el retiro de las y los católicos a sus iglesias.

Por Verónica Cruz Frías

Desde la redacción.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Corresponsales