Connect with us

@dect1608

Cientos o miles de pescadores profesionales y amateurs, llegan cada año a Tamaulipas para la práctica de la pesca deportiva en las ocho presas de la entidad. Luego de la ya tan citada guerra entre cárteles, la actividad prácticamente desapareció pero poco a poco se ha venido recuperando.

Los clubes de pesca tamaulipecos, han trabajado arduamente durante varios años para alcanzar la cifra de 50 torneos anualmente, no ha sido fácil pero entusiasmados van contra corriente en el intento y hacer que los extranjeros olviden la historia de pescadores y paseantes desaparecidos victimas del crimen organizado es lo más complejo.

El 30 de septiembre de 2010 David y Tiffany Hartley, paseaban en sus motos acuáticas en la presa Falcón, ubicada entre Reynosa, Tamaulipas y Zapata, Texas; cuando fueron atacados por unos piratas del crimen organizado. Él, cayó al agua y jamás se volvió a saber del norteamericano nacido en Colorado. Una semana después el Policía Ministerial, Rolando Armando Flores Villegas, encargado de la localización y rescate del gringo, fue asesinado (decapitado) y al transcurrir una semana de su homicidio, las autoridades tamaulipecas suspendieron por definitivo la búsqueda de David Michael Hartley.

Historias como esta apenas se conocen y hasta llegan a ser motivo de charlas en las embarcaciones de los pescadores que se aventuran a visitar Tamaulipas, sabiendo que en las presas Falcón, Las Blancas, Marte R. Gómez, Pedro J Méndez, Ramiro Caballero, Sombrerito-Rep. Española, Vicente Guerrero y Xicotencalt; podrán practicar su deporte con gran entusiasmo y si se trata de venir para participar en algún torneo la fiesta puede ser del alba al ocaso.

Por desgracia este fin de semana –sábado 26- otro paseante desapareció pero ahora en la presa Vicente Guerrero, cuando la embarcación que tripulaba tuvo un percance, presuntamente ajeno a la delincuencia y el pescador Mario Alberto Rodríguez González, tiene reporte de desaparecido desde las 17 horas del sábado, cuando su amigo y compañero, Roberto Gerardo Báez Ramírez, pudo nadar hasta la orilla y pidió ayuda a las autoridades tamaulipecas quienes inmediatamente comenzaron la búsqueda de Rodríguez González….

davidcastellanost@hotmail.com

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión