Connect with us

La confianza que el Vicealmirante de la Primera Zona Naval Rodolfo Cañedo Solares, Coordinador de la Estrategia Federal de Seguridad para la zona costa de Tamaulipas, brindó al Gobernador Egidio Torre Cantú, terminó por desmoronarse con la “disfrazada” conformación de la Policía Ministerial del Estado, por lo que para el operativo navideño 2015 el marino determinó reactivar la Base de Operaciones Mixtas (BOM) con la finalidad que el crimen organizado, no recupere el terreno perdido ante el Grupo de Coordinación.

A finales de agosto de 2014 casi cinco meses antes de que Fernando Arturo Castañón Zamacona, dejara su lugar en la Comandancia de la Primera Zona Naval, dejo de patrullar por las calles de Altamira, Madero y Tampico la Base de Operaciones Mixtas (BOM) conformada por las diversas corporaciones de seguridad y orden público (SEMAR, Gendarmería, Fuerza Tamaulipas, Policía Militar, Protección Civil Municipal y Defensa Nacional) con la salida de Zamacona, la llegada de Cañedo y la desactivación total de la BOM para la zona costa.

La confianza de Cañedo Solares, quien llegó el 16 de enero de 2015 a la Coordinador de Seguridad, parece haber terminado a poco menos del año y justamente unos meses después de que el general Arturo Gutiérrez García, dejo la titularidad de la Secretaria de Seguridad Publica para ocupar ese mismo cargo en San Luis Potosí.

La imperante necesidad de reforzar el combate contra la delincuencia para el periodo vacacional de fin de año, fue el pretexto perfecto para justificar el regreso de las BOM y no evidenciar la falta de confianza que le tienen desde el interior de la Primera Zona Naval al Gobierno de Tamaulipas. Trascendió que al menos unas diez patrullas de la Policia Estatal Acreditable (PEA) fueron designadas a un destacamento de la infantería de Marina y desde hace unos días, se pueden observar por las vialidades de la zona metropolitana de Tampico, los convoy, integrados por las fuerzas federales y del Estado.

Para bien de la información por vez primera el Gobierno de la Republica, reveló una radiografía de la desaparición forzada y desgraciadamente Tamaulipas, ocupa los primeros lugares con mayor número de este tipo de actos que atentan contra los derechos humanos. Según los números que se hicieron públicos en dos años se tiene reporte de unas 600 personas desaparecidas en nuestro país.

Por cierto los alcaldes de Tampico y Madero, Gustavo Torres y Alberto Castilla, no estaban del todo de acuerdo que se reactivaran los parullajes de las BOM.

davidcastellanost@hotmail.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión